Últimas 15minutos

Bolsonaro confirma que tiene COVID-19 y se trata con cloroquina

"Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás. No esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo", explicó el mandatario

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus (Joédson Alves/Archivo/EFE)

15 minutos. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 65 años y uno de los más escépticos del mundo sobre la gravedad de COVID-19, informó este martes que dio positivo a la enfermedad y comenzó a tratarse con cloroquina.

"Comenzó el domingo con una breve indisposición", dijo el propio mandatario a periodistas en su residencia oficial. Además, aseguró que ahora se siente "perfectamente bien", al punto de que informó sobre el resultado del examen conversando con los reporteros a menos de 2 metros de distancia, aunque con la máscara.

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus. Incluso, lo llegó a calificar de "gripecita", circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno, y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

"Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás", pero "no esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo", explicó Bolsonaro. El mandataro canceló su agenda para los próximos días y permanecerá en cuarentena en su casa. No obstante, aclaró que no sabe "estar parado", por lo que seguirá despachando mediante videoconferencias.

Este último fin de semana, visitó el estado de Santa Catarina. Al regresar a Brasilia, visitó al embajador de Estados Unidos (EEUU), Todd Chapman, para celebrar el Día de la Independencia de ese país junto al canciller brasileño, Ernesto Araújo, y otras personas.

Todos posaron abrazados para fotos, sin máscaras, y se mostraron alrededor de una mesa sin protección alguna. Esto llevó al diplomático a someterse también a un test de coronavirus, según confirmaron fuentes de la embajada estadounidense.

¿Más contagiados?

A diferencia de Bolsonaro, Chapman no presentó síntomas de COVID-19, pero pasará preventivamente por exámenes.

Asimismo, se han sometido a pruebas todos los ministros que estuvieron con el mandatario en los últimos días y su familia, que ya desde la semana pasada se preocupa con la salud de una abuela de la esposa de Bolsonaro, de 80 años e internada con COVID-19.

Portavoces de la presidencia confirmaron que Bolsonaro toma desde este lunes dos dosis de cloroquina. Este antipalúdico, en su opinión, es completamente eficaz para el tratamiento del coronavirus. Pero la ciencia no lo ha comprobado y alienta muy serias dudas.

Este martes, el líder de la ultraderecha brasileña se acercó a un grupo de partidarios en la puerta de su residencia oficial y reveló que tenía síntomas de gripe. No obstante, decidió someterse a un test para descartar que fuera COVID-19.

"Vine del hospital ahora, me hice una radiografía del pulmón y está limpio. Voy a hacer un examen de COVID-19 dentro de poco, pero está todo bien", declaró Bolsonaro. Según fuentes consultadas, había sentido dolores musculares y llegado a tener hasta 38 grados de fiebre.

Según explicó este martes, al anunciar el positivo del examen, insistió en que, si bien es necesario "preocuparse con el virus", también es necesario "cuidar de la economía" y retomar cuanto antes "sea posible" las actividades productivas, porque "el desempleo mata también".

Uso de mascarilla

En las últimas horas, haciendo uso de su veto presidencial, Bolsonaro retiró la obligatoriedad de utilización de mascarilla en cárceles. Esto, a pesar del continuo incremento de casos de coronavirus en el país.

La medida también la aplicó para que los establecimientos no estén obligados a proporcionar gratuitamente mascarillas a sus trabajadores y colaboradores.

Brasil contabiliza hasta el momento 1.623.284 casos y 65.487 muertes desde la declaración de la epidemia. Además hay 927.292 pacientes que se han recuperado.

Más Vistas

Ver más