Últimas 15minutos

ACNUR: Xenofobia contra venezolanos aumentó durante la pandemia

La ACNUR destacó que muchos refugiados de Latinoamérica perdieron los empleos que tenían en el sector informal debido a la pandemia del COVID-19

Un flujo de venezolanos intentan regresar a su país pese al cierre de fronteras en la región (Carlos Ortega/EFE)

15 minutos. La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertó este viernes sobre la situación desesperada en la que viven los refugiados y solicitantes de asilo de regiones como Latinoamérica debido a la pandemia de la COVID-19.

El portavoz de la ACNUR, Andrej Mahecic, destacó que muchos refugiados viven en zonas fronterizas o urbanas "y perdieron sus empleos en el sector informal". De hecho, a muchos las medidas de confinamiento les dejaron sin ingresos.

"Sin poder pagar alquileres, comprar alimentos o medicinas, muchos están en peligro de quedarse sin hogar, o ya están siendo echados de sus refugios", indicó.

Refugiados venezolanos

El portavoz expresó una especial preocupación por los más de cinco millones de refugiados y migrantes venezolanos, la mayoría de ellos asentados en países vecinos de Suramérica, ya que un 80 % de los que trabajan lo hacen sin contrato, en la economía informal, según encuestas realizadas en la región en 2019.

"El número de venezolanos sin hogar aumenta día a día en Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y Argentina. Algunos de ellos se ven obligados a recurrir a la prostitución, la mendicidad o el comercio ambulante", señaló.

Mahecic añadió que la xenofobia y la discriminación hacia estas comunidades aumentaron con la crisis sanitaria. Según el portavoz, muchos refugiados no pueden cumplir las medidas de cuarentena "y son convertidos en chivos expiatorios o estigmatizados".

La ACNUR subrayó que se registró un flujo de venezolanos que intentan regresar a su país debido a las dificultades económicas que sufren en los países de acogida, pese al cierre de fronteras en la región.

El portavoz también alertó sobre la situación en Centroamérica y México, donde "los confinamientos, unidos al aumento de la violencia y las extorsiones por parte de bandas armadas, están perjudicando especialmente a desplazados internos y comunidades en riesgo".

Ver más