Últimas 15minutos

Absuelta Dilma Rousseff por el caso Petrobras

La decisión de este miércoles fue tomada de forma unánime por el pleno del Tribunal de Cuentas de Brasil, formado por 9 magistrados

El caso se remonta a 2006, cuando Rousseff ocupaba el cargo de ministra de la Presidencia en el Gobierno del expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva (Flickr/World Economic Forum)

15 minutos. El Tribunal de Cuentas de Brasil absolvió este miércoles a la expresidenta, Dilma Rousseff, en un juicio sobre la compra de la refinería de Pasadena, en Estados Unidos (EEUU), por la petrolera estatal brasileña Petrobras.

El caso se remonta a 2006, cuando Rousseff ocupaba el cargo de ministra de la presidencia en el Gobierno del expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, y presidía el Consejo de Administración de Petrobras. Llegó a tener sus bienes embargados por la Justicia.

De manera unánime

La decisión de este miércoles fue tomada de forma unánime por el pleno del tribunal, formado por 9 magistrados. Todos consideraron que Rousseff, así como otros exmiembros del Consejo de Administración, no tuvieron responsabilidad.

"No hay razonabilidad y proporcionalidad en igualar las responsabilidades de quienes actuaron con deslealtades con los demás involucrados, cuya mala fe no quedó demostrada en estos autos, tampoco en otras instancias en las que se investiga el caso Pasadena". Así lo destacó en el juicio el instructor del caso, el magistrado Vital do Rêgo. Su voto fue acompañado por los demás jueces.

Otros implicados

Sin embargo, los magistrados hallaron culpables de las irregularidades registradas en la operación al expresidente de la estatal, José Sergio Gabrielli, y a los exdirectores Nestor Cerveró y Paulo Roberto Costa.

La adquisición de la refinería por parte de Petrobras, que costó cerca de 1.200 millones de dólares, ocurrió a finales de 2006. Fue blanco de múltiples investigaciones en el marco de Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia de Brasil.

Petrobras compró la mitad del capital de la refinería estadounidense por 360 millones de dólares a la empresa belga Astra Oil. Esta, un año antes, había pagado 42,5 millones de dólares por la totalidad de la planta.

La petrolera tuvo que desembolsar otros 820 millones de dólares en 2012, con Rousseff como presidenta de Brasil, por la otra mitad del capital, tal y como recogía una cláusula en el contrato de compra.

Ver más