Últimas 15minutos

¿Podrían cambiar los planes de Trump para la Convención Republicana?

El presidente señaló que es "muy flexible" cuando se le preguntó si el aumento de los casos de coronavirus podría afectar su deseo de una gran convención de nominaciones en Jacksonville

"Cuando confirmamos hace unas semanas, se veía bien", afirmó el presidente Trump (Yuri Gripas/POOL/EFE)

15 minutos. ¿Está en peligro la gran convención de nominaciones a la que aspira el presidente Trump en Jacksonville? Esta pregunta está en el aire por el crecimiento de los casos de coronavirus en Florida y al ser consultado al respecto el mandatario dijo que es "muy flexible".

El mes pasado, los líderes republicanos decidieron trasladar elementos claves de la Convención Nacional Republicana de Charlotte, Carolina del Norte, a Jacksonville en Florida. La medida se tomó después de que Trump expresó su disgusto porque el gobernador demócrata de Carolina del Norte, Roy Cooper, era "incapaz de garantizar" que los requisitos de distanciamiento social del coronavirus serían levantados antes del evento, programado para el 24 de agosto al 27 de agosto.

"Queríamos estar en Carolina del Norte, eso casi funcionó", continuó Trump. “Pero el gobernador no quería que la gente usara esa infraestructura, esencialmente. Le dije: ‘Demasiado malo para Carolina del Norte’. Y luego nos fuimos a Florida", dijo Trump el martes en Full Court Press con Greta Van Susteren.

Pero Florida ha visto un aumento masivo en los casos de coronavirus en las últimas semanas y ante esto, Van Susteren le preguntó a Trump si consideraría no celebrar una gran convención si los números continúan aumentando.

"Cuando confirmamos hace unas semanas, se veía bien", respondió Trump. “Y ahora, de repente, se está disparando un poco. Y eso va a bajar. Realmente depende del momento. Mira, somos muy flexibles. Podemos hacer muchas cosas. Pero somos muy flexibles ", agregó.

Dudas sobre Florida

El número total de casos de coronavirus en Florida llegó a 213.794 el martes, un aumento de más de 61.000 casos en una semana.

La semana pasada, Jacksonville se unió a una creciente lista de ciudades y condados de Florida que requieren que las personas usen máscaras faciales cuando no pueden distanciarse socialmente al no estar al aire libre para evitar la propagación del virus.

El incremento de los casos ha profundizado las preocupaciones sobre la organización de la convención republicana en el VyStar Veterans Memorial Arena. El recinto tiene una capacidad de 15.000 personas en Jacksonville.

La semana pasada, durante una visita a Florida, el vicepresidente Mike Pence dijo: "estamos entusiasmados por venir a Jacksonville".

"Estuve en una reunión no hace mucho cuando escuché sobre algunos planes muy sofisticados para asegurar un ambiente seguro y saludable", dijo Pence mientras hacía una aparición en Tampa con el gobernador Ron DeSantis.

Estado de emergencia

El martes, DeSantis emitió una extensión de 60 días del estado de emergencia debido a la crisis del coronavirus. La orden, emitida inicialmente el 9 de marzo y extendida en mayo, autoriza una amplia gama de acciones. La misma ordena a la División de Gestión de Emergencias que coordine la respuesta del estado, igualmente le permite al gobernador emplear el dinero y los suministros necesarios sin las usuales autorizaciones previas.

DeSantis ha recibido fuertes críticas de los demócratas por negarse a emitir un mandato de uso obligatorio de máscara facial a nivel estatal.

Pence elogió a DeSantis por "los pasos prudentes que está tomando para frenar la propagación aquí en Florida" e instó a las personas a seguir las pautas de distanciamiento social para ayudar a frenar la enfermedad.

"Haremos lo que otras partes del país han hecho. Aplanaremos la curva, ralentizaremos la propagación, salvaremos vidas en el camino y haremos posible que ocurran grandes eventos aquí en Florida, no solo nuestra convención, sino que haremos posible que Florida una vez más, sea ese gran destino para tantos estadounidenses que aman venir y disfrutar del ‘Sunshine State’ ", dijo Pence.

Ausencias republicanas

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, dijo la semana pasada que el partido "cumplirá con lo que dicen el alcalde y el gobernador".

Esta semana, el senador estadounidense Lamar Alexander, republicano de Tennessee, y el senador estadounidense Chuck Grassley, republicano de Iowa, anunciaron que no asistirían a la convención.

El diario The Des Moines Register informó que Grassley, de 86 años, dijo a periodistas en una conferencia telefónica el lunes que no iría "debido a la situación del virus".

Dicho periódico reportó igualmente que el senador estadounidense Joni Ernst, republicano de Iowa, solo podría asistir un día.

"Pero eso puede cambiar", dijo. "Ciertamente necesitamos monitorear lo que sucede ".

La oficina de Alexander emitió una declaración que decía que "los puestos de delegado deben reservarse para aquellos que no han tenido ese privilegio antes como él".

Alexander, de 80 años, presidente honorario de la campaña de Trump en Tennessee, no busca la reelección.

Ver más