Últimas 15minutos

Lo detuvieron en Florida por tener 11 cachorros muertos en cubos de basura y otros más enfermos

Los agentes comenzaron a indagar después de varios informes sobre perros muertos a causa del virus del parvo

Ortiz Méndez, de 34 años, enfrenta 11 cargos de crueldad animal agravada y uno de negligencia por no suministrar agua a los animales (Pixabay)

15 minutos. Las autoridades de Estados Unidos (EEUU) arrestaron en Florida a Jian Karlos Ortiz, a quien acusan de abuso animal por tener en su perrera 11 cachorros muertos en cubos de basura, otros más enfermos y vender algunos que se murieron al poco tiempo en las viviendas de los nuevos dueños.

Ortiz Méndez, de 34 años, enfrenta 11 cargos de crueldad animal agravada y uno de negligencia por no suministrar agua a los animales. Así lo refleja un comunicado difundido este miércoles por la Oficina del Alguacil del condado de Hernando, en el centro de Florida.

Los agentes comenzaron a indagar después de varios informes sobre perros muertos a causa del virus del parvo. Estos fueron comprados en la perrera Golden Kennel, operada por Ortiz.

Ortiz inicialmente se negó a que los investigadores entraran al lugar, según la denuncia.

Los investigadores hallaron "11 cachorros muertos, desechados indebidamente en botes de basura en la propiedad", detalló el reporte de la autoridad de Florida.

La policía señaló que el acusado al parecer vendió cachorros "bien enfermos" que murieron días después en casas de sus nuevos dueños.

Enfermos de parvovirus

La Oficina del Alguacil rescató, además, a 8 cachorros enfermos, de un total de 150 perros que había en la perrera. Todos están siendo examinados por el veterinario.

Cada uno de los cachorros tenía síntomas de parvovirus canino, dijeron los investigadores.

El parvo, como es generalmente conocido, es un virus que usualmente ataca el tracto del intestino canino (parvovirus enteritis). En casos raros, el corazón (myocarditis).

Este virus, que se transmite por vía oral y es muy contagioso, puede afectar a todos los perros. Sin embargo, aquellos que no están vacunados y los cachorros menores de 4 meses son los que corren mayor riesgo.

Todos los demás perros (unos 138) se dejaron en la propiedad bajo el cuidado del personal de la perrera, a la que revocarán la licencia, señala el comunicado.

"No se pueden vender o sacar perros y/o cachorros de este lugar a menos que se retiren bajo el cuidado directo de un veterinario autorizado", dijeron las autoridades de cuidado animal que acompañaron la pesquisa.

Ver más