Últimas 15minutos

Declararon culpables a padre e hijo por el asesinato de Nicole Montalvo en Florida

El jurado encontró a Christopher Otero-Rivera y Ángel Rivera, culpables de asesinato en segundo grado, abuso de un cadáver y manipulación de pruebas

El fiscal, Ryan Williams, señaló que son elegibles para cadena perpetua, por el asesinato de Montalvo

15 minutos. Dos hispanos, padre e hijo, fueron declarados culpables de asesinato en segundo grado por la muerte en 2019 de Nicole Montalvo, cuyo cadáver enterraron en su propiedad en el condado de Osceola, en el centro de Florida.

Christopher Otero-Rivera y su padre, Ángel Rivera, fueron declarados culpables este martes por un jurado de los delitos de "asesinato en segundo grado, abuso de un cadáver y manipulación de pruebas", recogió el canal local WFTV9.

El veredicto se leyó la tarde de este miércoles, aunque la sentencia se llevará a cabo en una fecha posterior, según indicó clickorlando.com.

Según este medio, durante los alegatos la Fiscalía dijo que la evidencia probaba que los dos hombres eran culpables, mientras que la defensa sostuvo que si Nicole Montalvo hubiera sido asesinada en la propiedad de los Riveras en Hixon Avenue en St. Cloud, se habría encontrado más sangre.

Después de los argumentos finales, el jurado se retiró alrededor de las 4:30 p.m. para empezar a deliberar.

La miembros de la familia Montalvo que estaban presentes en la sala del tribunal mientras se leía el veredicto no pudieron contener la emoción. Mientras todavía están de duelo, dijeron que están contentos con el resultado.

El fiscal, Ryan Williams, señaló que ambos hombres son elegibles para cadena perpetua, por el asesinato de Nicole Montalvo, lo que probablemente será su recomendación.

Montalvo, de 33 años, fue reportada como desaparecida en octubre de 2019. La alerta se produjo porque no pasó a recoger a su hijo de 8 años en la escuela.

Sus restos desmembrados fueron encontrados más tarde enterrados en la propiedad de los Rivera.

Otero-Rivera y Montalvo estaban separados pero tenían un hijo en común.

Ver más