Últimas 15minutos

Corte permite que PETA siga su lucha legal por la liberación de la orca Lolita

En caso de que la demanda prospere podría ayudar a preparar el camino para retirar al cetáceo de los espectáculos

El pasado 24 de septiembre, Lolita cumplió 50 años cautiva en el Seaquarium (Cortesía support.peta.org)

15 minutos. Una corte de Apelaciones de Atlanta (EEUU) falló este jueves a favor de proseguir una demanda del grupo ambientalista PETA que busca la liberación de la orca Lolita, que lleva cautiva 50 años en el Seaquarium de Miami.

El tribunal le dio la razón a PETA (Personas por un Trato Ético de los Animales). Considera que la venta de ese parque acuático en 2014 no incluía el traspaso de la licencia que otorga el Departamento de Agricultura (USDA) de EEUU y que permite la exhibición de animales.

De esta forma el tribunal de Atlanta (Georgia) revocó el fallo de una corte de Florida que frenó la demanda judicial para impugnar la licencia para exhibir a Lolita del Miami Seaquarium.

Impugnación de licencia

El pasado 24 de septiembre, Lolita cumplió 50 años cautiva en el Seaquarium, ahora en manos de la empresa española Parques Reunidos.

Según PETA, el USDA "renovó" esta licencia a Palace Entertainment, empresa perteneciente a Parques Reunidos, cuando compró el Miami Seaquarium sin que se cumpliera con los requisitos mínimos de bienestar para Lolita señalados en la Ley de Bienestar Animal para otorgar la licencia.

"PETA ansía volver al tribunal y luchar por el fin de las cinco décadas de sufrimiento de Lolita", dijo Jared Goodman, directivo de PETA.

La organización denuncia desde hace varios años que el parque tiene a la orca solitaria en un pequeño tanque. El espacio no cumple con las dimensiones mínimas legalmente requeridas por la Ley Federal de Bienestar Animal (AWA, por su sigla en inglés).

"Tampoco le provee a Lolita protección contra el ardiente sol y la confina con animales incompatibles, otras dos violaciones aparentes a la AWA", agrega.

"Las licencias de expositores no se transfieren de forma automática ante un cambio de titularidad y el USDA solo puede emitirlas a instalaciones que demuestran cumplir con la AWA, algo que el Miami Seaquarium no hace", subrayó PETA.

"PETA peleará para que esta licencia para exhibir a Lolita sea revocada", detalló el grupo, que presentó la querella en 2016.

La liberación de Lolita

En caso de que la demanda prospere podría ayudar a preparar el camino para retirar a Lolita de los espectáculos y para su traslado a un santuario costero en sus aguas oceánicas frente a la costa de las Islas San Juan en Washington. Allí podría interactuar con su manada familiar, de la cual fue separada hace más de 50 años.

Lolita no ha tenido contacto con ningún otro miembro de su especie desde la muerte de Hugo con el que convivía y que falleció en 1980 en el Seaquarium.

Además de PETA, a la demanda contra el Gobierno federal y Palace Entertainment se sumaron Animal Legal Defense Fund (ALDF), Orca Network y un particular.

Otro grupo, el Orcanetwork, tiene un plan diseñado para el traslado de Lolita si el Seaquarium accediera a liberarla.

Los pasos de ese plan incluyen tramos de viaje por tierra, mar y aire. El más largo sería el viaje en un avión de carga desde el aeropuerto Internacional de Miami hasta el de Bellingham, en el noroeste del estado de Washington, cerca de Vancouver (Canadá).

Ver más