Últimas 15minutos

Hombre que se pagó lujos con ayudas por COVID-19 se declara culpable en tribunal de Florida

El caso tuvo eco en Florida, un estado muy afectado económicamente por la pandemia donde se quejaron por la lentitud para obtener las ayudas federales

El hombre supuestamente usaría el dinero pagar los salarios de sus trabajadores durante el cierre de actividades por la pandemia (Imagen referencial/Pixabay)

15 minutos. David Hines, acusado de obtener fraudulentamente 3,9 millones de dólares en ayudas federales para empresas afectadas por la COVID-19 y usar parte del dinero para comprar un auto Lamborghini y darse otros lujosos caprichos, se declaró culpable ante un tribunal del sur de Florida.

La audiencia se celebró este miércoles vía Zoom. En esta quedó decidido que Hines, residente en Miami, recibirá sentencia en abril , según informaron medios locales.

El caso de Hines tuvo un gran eco en Florida, un estado muy afectado económicamente por la pandemia donde se produjeron muchas quejas por la dificultad y la lentitud de los trámites para obtener las ayudas federales.

A Hines, que tenía 29 años cuando lo detuvieron en julio pasado, las autoridades le incautaron un Lamborghini Huracán valorado en 318.000 dólares. También le incautaron la suma de 3,4 millones de dólares en cuentas bancarias.

Según la información proporcionada por la Fiscalía, Hines solicitó los créditos al Programa de Protección de Salarios (PPP) a nombre de diversas empresas. Supuestamente ese dinero se usaría pagar los salarios de sus trabajadores durante el cierre de actividades por la pandemia.

Cargos por fraude

A Hines lo acusaron de un cargo de fraude bancario, declaración falsa a una institución financiera y transacciones con ganancias ilegales.

Aparentemente solicitó ayudas del programa PPP por hasta 13,5 millones de dólares en nombre de diferentes compañías y a través de una institución financiera logró que le desembolsaran 3,9 millones de dólares.

Pero levantó sospechas y una investigación descubrió que no había pagado salario alguno pero sí había pagado por la compra de objetos de lujo y por estancias en hoteles de Miami Beach.

Ver más