Últimas 15minutos

Demócratas critican a líderes republicanos por respuesta al coronavirus

Los demócratas han pedido reiteradamente que se celebre una sesión legislativa especial para abordar los problemas de COVID-19

“En la pandemia, la aproximación del gobernador, como la del presidente (Trump) ha sido de no meter la mano", dijo la senadora por Miami-Dade, Annette Taddeo (NSF)

15 minutos. Los demócratas del Senado hicieron un llamado a los líderes republicanos estatales el miércoles en medio de los crecientes casos de coronavirus, incluido el cuestionamiento al gobernador Ron DeSantis por mantener que Florida "no va a volver atrás" en su reapertura.

Los miembros del partido minoritario del Senado expresaron su preocupación porque la presión que realizaron por una orden estatal para que las personas usen máscaras en público se convirtió en un problema político más que en una medida de salud.

Los legisladores demócratas también dijeron que DeSantis necesita detener sus esfuerzos de reapertura, que se han desacelerado con el aumento en los casos de coronavirus. También pidieron que los legisladores regresen a Tallahassee para abordar los impactos económicos de la pandemia.

Críticas por actuación del Gobernador

“En esta pandemia, la aproximación del gobernador, como la del presidente (Trump) ha sido de no meter la mano", dijo la senadora por Miami-Dade, Annette Taddeo. "Vimos esto en la transparencia al informar, en las órdenes de quedarse en casa, en el cierre de playas, en el uso de máscaras y en la reducción de estos números increíblemente altos. Es como si fuera reacio a luchar para detener el virus, siempre persiguiéndolo en lugar de ponerse delante de él".

Florida se encuentra en la segunda fase del esfuerzo de reapertura de DeSantis. Las empresas se vieron obligadas a cerrar o reducir drásticamente en marzo y abril para tratar de prevenir la propagación de COVID-19.

A pesar de la reapertura, el estado suspendió el viernes el servicio de bebidas alcohólicas en los bares. La medida respondió a informes de violaciones generalizadas de una regla que limita el número de personas que podrían estar en los establecimientos. El estado informó de casi 159.000 casos de COVID-19 hasta el miércoles por la mañana.

Pedido de sesión legislativa

Los demócratas han pedido reiteradamente que se celebre una sesión legislativa especial para abordar los problemas del coronavirus, pero los líderes republicanos los han ignorado en buena medida.

"Estamos listos para ir a Tallahassee para hacer nuestro trabajo y legislar", dijo el senador demócrata de Miami -Dade, José Javier Rodríguez. “Y, sin embargo, tenemos a los oficiales que presiden la Cámara y el Senado haciendo acuerdos internos con el gobernador para tratar de descubrir cómo pueden cambiar las cosas y evitar que hagamos nuestro trabajo en Tallahassee. Estamos listos para trabajar. Estamos listos para tomar en serio esta crisis. Estamos proponiendo toda una serie de cosas que necesitamos hacer. Y necesitamos respaldo del gobernador para hacerlos. Y necesitamos que nuestra Legislatura tome esto en serio y tome nuestro deber constitucional en serio”.

Caída de ingresos

La pandemia hizo caer los ingresos fiscales estatales. Esto impulsó a DeSantis esta semana a vetar mil millones del presupuesto para el año fiscal que comenzó el miércoles.

El presidente de la Cámara de Representantes, José Oliva, republicano de Miami Lakes, dijo que los vetos pusieron a "Florida en un terreno sólido para prepararse fiscalmente para participar en una recuperación económica". El presidente del Senado, Bill Galvano, republicano de Bradenton, dijo que los recortes "amortizan aún más nuestras reservas de capital de trabajo, creando la flexibilidad que será necesaria tanto en el próximo año como durante el próximo ciclo presupuestario".

DeSantis dijo el miércoles que para firmar el presupuesto de 92,2 mil millones de dólares esperaba las últimas estimaciones de ingresos, información sobre el coronavirus y la posibilidad de recibir más ayuda de estímulo federal.

“Queríamos esperar hasta el final. Teníamos muchas cosas, muchas planchas en el fuego ”, dijo DeSantis. “Esa es la naturaleza de este año. Hay cosas que pasan todo el tiempo. Tenemos un Estado realmente grande. Mucho está pasando. La epidemia no es uniforme en todo el Estado. Si miras lo que está sucediendo en Miami-Dade, eso es diferente de lo que sucederá en el Condado de Orange o Volusia (Condado)".

En un evento el martes en Juno Beach y en una aparición el miércoles en la Universidad Bethune-Cookman en Daytona Beach, DeSantis sostuvo que el aumento en los casos de COVID-19 se debe en gran parte a las personas menores de 40 años que han sido más activas socialmente a medida que el estado levantaba las órdenes de quedarse en casa.

"No vamos a volver a cerrar las cosas", dijo DeSantis el martes.

Seguir pautas federales

Pero el líder de la minoría del Senado, Audrey Gibson, demócrata de Jacksonville, dijo que antes de continuar con la reapertura, el estado debe seguir las pautas federales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de al menos 14 días con una trayectoria descendente en los casos.

"También podemos ayudar a reducir los números", dijo Gibson. “Es bastante simple. Es bastante simple manteniendo nuestro distanciamiento social y usando máscaras o cubiertas faciales”.

Ver más