Últimas 15minutos

Susan Sarandon celebra 75 años de vida como la recordada Louise

Al margen de su trabajo en la pantalla, grande y pequeña, se ha involucrado en diferentes causas sociales, como la lucha contra el sida, el hambre y la pena de muerte

La actriz se unió a miembros de la Standing Rock Sioux en una manifestación de apoyo a una demanda contra el Cuerpo de Ingenieros del Ejército en 2016 (EFE/Jim Lo Scalzo)

15 minutos. Susan Sarandon está de cumpleaños. A sus 75, lleva 5 décadas de carrera a sus espaldas. La actriz encontró su primer éxito en la cinta de culto The Rocky Horror Picture Show en 1975 y, después de 4 nominaciones, ganó el Óscar en 1996 por Dead Man Walking.

Es, junto a Geena Davis, la protagonista de una de las escenas más reconocibles del cine: la del auto, el desfiladero, el salto congelado en la pantalla y el fundido a blanco de Thelma & Louise.

Trabajando 10 años antes de admitir que era actriz

Sarandon vino al mundo el 4 de octubre de 1946 en la ciudad de Nueva York como la primera de los 9 hijos que tuvo el matrimonio formado por Leonora Marie Criscione y el ejecutivo de publicidad Philip Leslie Tomalin.

Se crio en Nueva Jersey y, de acuerdo con la revista Hello, estudió en una escuela católica. Tras cursar la secundaria en el instituto Edison High School, se enroló en la Universidad Católica de América, en Washington DC, donde obtuvo su diploma en drama.

Susan Sarandon celebra 75 años de vida como la recordada Louise
Sarandon con sus hijos Miles y Jack Henry Robbins (EFE/EPA/Ettore Ferrari)

Sin embargo, ser una actriz no era una meta ni un sueño infantil o juvenil. “Creo que estuve trabajando durante 10 años antes de admitir que era actriz”, dijo Susan Sarandon a The Guardian en 1999.

Hice lo que todo niño en New Jersey hace: me fui de New Jersey (risas) y pasé 4 años en la universidad donde me especialicé en teatro, pero desde un punto de vista literario”, añadió.

El cómo se inició en la interpretación profesional fue una mezcla de casualidad y el don de la oportunidad.

“Lo que pasó fue que, para irme de casa de mis abuelos, me casé con Chris Sarandon, que era un estudiante de posgrado y lo sabía todo en ese momento, pensé, porque era mayor. Me introdujo en la poesía y en el cine en blanco y negro”, contó a Interview Magazine en 2016.

Él sí aspiraba a ser actor. En un determinado momento necesitó a alguien que le diera la réplica en una audición.

“Y fui con él y me vieron y me pidieron que volviera y luego me enviaron para una película, que era Joe (1970), para la que habían estado buscando reparto durante un tiempo, y me pidieron que hiciera una improvisación”, relató a The Guardian. El papel fue suyo.

Cinco años después, The Rocky Horror Picture Show le dio el pequeño empujón al estrellato que le faltaba. Ella conocía al actor Tim Curry, el doctor Frank-N-Furter en la cinta, porque tenía a un amigo que estaba en la obra en Los Ángeles. Un día pasó a saludar y estaban haciendo audiciones.

Le pidieron que leyese unas líneas porque nadie había conseguido darle el punto realmente divertido a Janet. “Pero todas eran cantantes mucho mejores”, señaló la actriz a The Hollywood Reporter este verano.

“Así que dije: ‘No, no sé cantar realmente. De hecho, tengo un poco de fobia a cantar’. Y ellos dijeron: ‘Bueno, ¿puedes cantar el cumpleaños feliz?’”. Finalmente accedió y superó su incomodidad. “Pero fue solo una casualidad que me eligieran”, aseguró al medio.

Pareja femenina que levantó ampollas

Después de este musical llegaron títulos como Pretty Baby, de 1978; Atlantic City, de 1980 y que le valió la primera nominación al Óscar; The Hunger, de 1983, y The Witches of Eastwick, de 1987, entre otras. En 1991 rodó otro gran éxito de su carrera, Thelma & Louise, junto a Geena Davis.

Subestimé por completo el hecho de que estábamos retrocediendo hacia territorio controlado por hombres heterosexuales blancos”, señaló la actriz en el reciente aniversario número 30 de la película, según publicó Today.

“Se ofendieron y nos acusaron de glorificar el asesinato y el suicidio y todo tipo de cosas. No parecía gran cosa, parecía que era inusual que hubiera una mujer de la que pudieras ser amiga en una película. Normalmente, si había 2 mujeres en una película, automáticamente se odiaban por alguna razón… Lo siguiente que supimos es que se desató el infierno”, afirmaba en el mismo medio.

Fue nominada a un Óscar por su interpretación de Louise, al igual que Davis por Thelma, aunque ninguna de las 2 se hizo con la estatuilla. Cinco años, varias películas y 3 nominaciones después, por fin pudo sostener el hombrecillo dorado. Fue en 1996 por su interpretación de la hermana católica y activista anti pena de muerte Helen Prejean, en Dead Man Walking.

Los éxitos de Susan Sarandon

Susan Sarandon siguió engrosando su amplia filmografía los años siguientes con títulos como Twilight y Stepmom, ambas de 1998, Igby Goes Down, de 2002; Elizabethtown, de 2005; In the Valley of Elah, de 2007 y Wall Street: Money Never Sleeps, de 2010, entre otras.

Su último trabajo hasta la fecha es Ride the Eagle, de este mismo año.

Al margen de su trabajo en la pantalla, grande y pequeña, la actriz se ha involucrado en diferentes causas sociales, como la lucha contra el sida, el hambre y la pena de muerte, entre otras.

Y no ha dudado en posicionarse políticamente cuando así lo ha considerado. Apoyó al senador demócrata Bernie Sanders. Y en 2018, por ejemplo, fue detenida junto a cientos de mujeres en una protesta contra las políticas migratorias del expresidente estadounidense Donald Trump.

Sarandon es madre de 3 hijos. La mayor es fruto de una relación con Franco Amurri, posterior a su matrimonio y divorcio de Chris Sarandon. Los 2 menores nacieron de su relación de 23 años con el también actor y director Tim Robbins, con quien estuvo hasta 2009.

Ver más