Últimas 15minutos

Rosalía hace rugir a Madrid con su gira Motomami World Tour

Durante la hora y media que duró el concierto, los fans no dejaron de corear las canciones de la artista que comenzó con Saoko, Bizcochito y La Fama

Rosalía también hizo gala de sus dotes a la guitarra y al piano, instrumentos de los que se acompañó para interpretar Dolerme, letra que escribió durante la pandemia, y Hentai (Europa Press/ Ricardo Rubio)

15 minutos. La cantante catalana Rosalía hizo rugir a Madrid durante la noche de este martes en el WiZink Center, colgaron el cartel de 'no hay entradas', en el marco de su gira Motomami World Tour.

Pasados unos minutos de las 21:30 horas, comenzaban a rugir los motores a través de los altavoces que anunciaban la llegada de la artista. Rosalía aparecía camuflada entre sus bailarines, todos ellos agachados portando unos cascos de luces.

Entre los gritos del público, Rosalía aparecía vestida con falda, chaqueta de cuero y botas altas de plataforma de color rojo, y el pelo recogido en 2 largas trenzas.

Durante la hora y media que duró el concierto, los fans no dejaron de corear las canciones de la artista que comenzó con Saoko, Bizcochito y La Fama.

"Madrid: ¿Cómo estamos esta noche?", saludó la cantante, para asegurar que siempre que viaja a la capital se siente "muy querida" y "feliz".

Además, dio las gracias a sus seguidores, "los mejores fans del mundo". "Haga la música que haga siento que me respaldáis. Es una bendición", remarcó.

Rosalía también hizo gala de sus dotes a la guitarra y al piano, instrumentos de los que se acompañó para interpretar Dolerme, letra que escribió durante la pandemia, y Hentai.

Tampoco faltó la interacción con el público que portaba pancartas con peticiones para la artista como un fan que asistió con el trabajo de fin de máster para que se lo firmara Rosalía. Además, la cantante no dudó en bajar del escenario y acercarles el micrófono para que continuaran las canciones.

Tras un poco de flamenco, llegaba Motomami. "Si digo Moto, ¿tú dices?", preguntó Rosalía, a lo que la gente gritó: "¡Mami!". Entonces, los bailarines formaron una moto con sus cuerpos y la artista se montó en el vehículo de 2 ruedas ficticio para interpretar su canción.

Cabello suelto

A mitad del concierto, Rosalía se sentó en una silla de peluquería, cogió unas tijeras y se cortó las trenzas para, a continuación, soltarse el pelo. "Así mejor", sentenció la artista.

Además, bautizó junto a sus fans una canción. "¿Despechá o de lao a lao?", consultó Rosalía. "Desde aquí se bautiza oficialmente como Despechá", dijo la cantante entre las aclamaciones del público.

En la segunda mitad del concierto, Rosalía deleitó a sus fans con temas como En tu mirá, Malamente y una canción que aún no ha publicado, Aislamiento, para ir terminando Con Altura. "Me gustaría que termináramos con bien bien bien de altura", enfatizó Rosalía.

A la hora y media de espectáculo, la artista abandonaba el escenario y la gente coreaba su nombre para que volviese. En ese momento, la cantante sorprendió al salir de nuevo a escena montada en un patinete mientras cantaba Chicken Teriyaki, y terminó con temas como Sakura y CUUUuuuuuuute.

Rosalía volverá a actuar este miércoles en el WiZink Center de Madrid, en el marco de su gira Motomami World Tour que también la llevará, a lo largo de este mes, hasta Barcelona, Barakaldo, A Coruña o Mallorca.

La gira mundial, con la que Rosalía recorrerá 16 países, empezó en la ciudad de Almería el pasado 6 de julio. Junto a la cantante trabajan un centenar de personas del equipo técnico que viajan con 8 camiones de materiales para montar el espectáculo.

Ver más