Últimas 15minutos

Los últimos días de Freddie Mercury

Este martes se cumplen 29 años de la muerte del cantante de Queen y del nacimiento de una leyenda cuya voz está más viva que nunca

Freddie Mercury falleció a los 45 años en su residencia de Londres (Wikipedia)

15 minutos. Los últimos días del cantante de Queen, Freddie Mercury, estuvieron rodeados de misterio debido en gran medida al celo con el que cuidaba su privacidad.

Según Jim Hutton, su pareja, Freddie recibió el diagnóstico de su enfermedad en la Pascua de 1987 después de una gran cantidad de reticencias y vacilaciones de su parte, quien más que negar su enfermedad, intentaba restarle importancia.

Fue Mary Austin, el primer amor de su vida, quien lo convenció de acudir al médico y afrontar su situación.

Queen dejó de dar conciertos y hacer giras y la prensa comenzó a especular que Freddie Mercury, cuyo verdadero nombre es Frederick Bulsara, podría estar gravemente enfermo.

Durante la entrega de los Britt Awards de 1990, los rasgos de su enfermedad ya eran visibles y Freddie era muy consciente de ello. Durante la ceremonia en la que la banda recibió un premio especial por su trayectoria, el cantante se mantuvo en un segundo plano y solo se acercó al micrófono para decir "gracias".

A principios de 1991, Mercury grabó dos videos del último disco de la banda "Innuendo", en los que ni siquiera el exagerado maquillaje, las ropas holgadas y los efectos de edición podían camuflagear su vulnerable estado.

Último disco

En agosto la banda estuvo reunida en Suiza trabajando en la grabación de su decimoquinto álbum "Made in Heaven". El disco fue publicado después de su muerte.

El 5 de septiembre Freddie celebró su cumpleaños 45 con una torta en forma de su apartamento en Montreux, Suiza. Según su asistente, Peter Freestone, fue su cumpleaños más tranquilo.

Probablemente el cantante presintió algo y el 10 de noviembre regresó a su casa principal, Garden Logde, en Kensington (Londres).

Sus últimos días los pasó acompañado por su pareja, su asistente, su abogado personal Jim Beach y sus seis gatos.

Retomó su viejo hobbie de pintar, que no practicaba desde que se graduó de Arte y Diseño. Beach le compró una caja de acuarelas y unos pinceles e inspirado por Matisse intentó pintar un retrato de Delilah su gata favorita, pero no pudo.

"Sus últimos días transcurrieron en una atmósfera de tranquilidad, rodeada de risas y paz", dijo su asistente, quien además comentó que Mercury no quiso seguir tomando sus medicamentos, solo los analgésicos.

Último adiós

Una semana antes de que falleciera permitió que lo visitaran su familia y los miembros de la banda.

Días antes de su muerte le pidió a sus "enfermeros" -pareja, asistente y abogado- que le ayudaran a recorrer la casa. Jim Hutton lo cargó para poder bajar las escaleras y recorrieron la sala de estar y el salón japonés mientras él les hacía comentarios sobre la decoración.

El 23 de noviembre su equipo publicó un comunicado en el confirmaban que Freddie Mercury tenía sida. 24 horas después falleció de una bronconeumonía derivada de su enfermedad.

A pesar de que no era una persona religiosa su funeral fue presidido por un sacerdote zoroástrico. Asistieron su familia, los miembros de la banda y sus amigos más cercanos como David Bowie y Elton John, quien recibió un cuadro del pintor Henry Scott Tuke a manera de regalo póstumo.

Mary Austin cumplió una de sus últimos deseos y esparció sus cenizas en un lugar no revelado. Algunos creen que fueron colocadas en el lago Lemán de Suiza y otros piensan que fueron regadas al pie del enorme roble de su casa de Londres.

Ver más