Últimas 15minutos

Las películas malditas de Hollywood

Hacer buen cine no es fácil. Pero si se le añaden supuestas interferencias paranormales, el trabajo puede convertirse en una verdadera misión imposible

Imagen de cera del actor Bruce Lee, protagonista de algunas películas malditas en la historia del cine (EFE/Michael Nelson)

15 minutos. En el imaginario colectivo se guardan títulos que los espectadores consideran malditos por desafortunados incidentes durante sus rodajes para Hollywood.

En el caso de The Passion of the Christ, más que maldición pudo tratarse de un castigo divino. Mel Gibson estaba decidido a convertir los últimos días del mesías de los cristianos en una gran producción que recogiese su fe y la importancia de la figura de Cristo. Gibson apostó por el realismo extremo a la hora de plasmar el sufrimiento de Jesús.

Para Jim Caviezel, que interpretó el papel protagonista, el rodaje fue una tortura: tuvo neumonía, hipotermia, sufrió latigazos reales, dolores de cuello y se dislocó un hombro. Pero, además, sufrió un percance que muchos relacionaron con una maldición. Mientras rodaban una escena, recibió una descarga eléctrica de un rayo. Poco después, otro impactó sobre el asistente de dirección, que había recibido uno antes.

A pesar de los contratiempos, la cinta fue un éxito de taquilla. Obtuvo tres nominaciones a los Oscar y se repone una y otra vez cada Semana Santa. Sin embargo, el resultado no fue el mismo para Caviezel, que después del reconocimiento mundial por su interpretación, no volvió a aparecer en ninguna otra película exitosa.

Poltergeist es una de las películas clásicas de terror sobrenatural más reconocidas mundialmente. En ella se cuenta la historia de una familia que ve amenazada su integridad por espíritus malignos que los acechan a través de los electrodomésticos.

Durante los años siguientes al estreno de la cinta y de sus secuelas, murieron diferentes personas que formaron parte del equipo. La primera fue Dominique Dunne, asesinada por su novio en 1982. La niña protagonista, Heather O’Rourke, falleció poco después de estrenar Poltergeist III mientras la operaban. Las siguieron los actores Julian Beck, de cáncer ya cumplidos los setenta; y Will Sampson, por complicaciones después de que le trasplantasen un riñón.

La maldita de las malditas

Las películas malditas de Hollywood
El actor Jim Caviezel (izq) que interpreta el papel de Jesús, durante el rodaje de la película "La Pasión de Cristo", dirigida por Mel Gibson (der) (EFE/Icon Distribution Inc/Newmarket Films release/Phillippe Antonello)

Y si Poltergeist tenía muchos de los ingredientes necesarios para convertirse en carne de cañón de parapsicólogos, The Exorcist, de 1973, los tenía todos. Nadie duda de que se trata de uno de los clásicos del género, capaz de, con solo las primeras notas de su tema principal, erizar el vello a más de uno. Para muchos es, también, una película maldita.

Durante el rodaje de esta cinta, que contaba la historia del exorcismo de una niña, se registraron acontecimientos que el equipo consideraba inexplicables: fallos recurrentes de la maquinaria o incendios pequeños. Las actrices que interpretaban a la madre y a la niña protagonista sufrieron lesiones mientras grababan. Poco después del rodaje, fallecieron dos actores, Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros.

Nada tiene que envidiarles Rosemary’s baby. En una escala del uno al diez de películas malditas, esta se llevaría un once. Según Vanity Fair, está considerada la más maldita de todas. Roman Polanski cuenta en esta cinta, protagonizada por Mia Farrow y estrenada en 1968, la historia de una mujer embarazada que duda sobre el origen malvado del niño que espera y su descenso a la locura.

No se registraron incidentes reseñables durante el rodaje, aunque el ambiente era muy exigente y el director llevaba a la actriz, no muy estable, al extremo. Pero una vez que se estrenó, diferentes hechos relacionados con algunos de los que participaron en ella alimentaron todo tipo de especulaciones.

El compositor de la banda sonora, Krzysztof Komeda, falleció por una caída. Al año siguiente, en 1969, los miembros de la Familia Mason asesinaron a Shanon Tate, esposa del director, embarazada de ocho meses, y a cuatro amigos en la casa del matrimonio.

Maligno y tenebroso

The twilight zone también es considerada un agujero negro de desgracias. Producida por Steven Spielberg y codirigida por John Landis, Joe Dane, George Miller y el propio Spielberg, la película es recordada por un accidente de helicóptero que le costó la vida al actor Vic Morrow y a dos niños actores, Renee Chen y Myca Dinh Lee.

The Crow no podía faltar. Rodada en 1994, trataba sobre una pareja asesinada la noche antes de la boda y de cómo el alma atormentada del novio vuelve a la vida buscando venganza.

El rodaje estuvo marcado por la dramática muerte de Brandon Lee, de 28 años e hijo de Bruce Lee. La leyenda negra cuenta que a Lee le dispararon con una pistola cargada y que fue una bala lo que lo mató. Sin embargo, no fue un proyectil, sino un trozo de una bala de fogueo que se había quedado encasquillada. Un acontecimiento que toma otra dimensión al ver el último papel que el padre de Brandon interpretó antes de su muerte: un actor que fallece cuando sus enemigos cambian una bala de fogueo por una real.

Pero la cosa no acaba ahí: una persona del equipo se electrocutó y sufrió graves quemaduras el primer día de rodaje. El tercer día, según contó el actor Jon Polito, un camión se incendió sin que nadie supiese por qué y más tarde hubo un huracán que destruyó el set.

Ver más