Últimas 15minutos

Joaquin Phoenix: Joker a la conquista del mundo

A punto de cumplir los 45, y tras el éxito interpretativo en Joker, confiesa ser feliz

Joaquin Phoenix durante una escena de Joker (Niko Tavernise/Warner Bros./EFE)

15 minutos. El nombre del actor Joaquin Phoenix ya suena con fuerza para los Óscar y la película que protagoniza llena salas y copa titulares. A punto de cumplir los 45, su vida está marcada por la interpretación y la muerte de su hermano.

El actor Joaquin Phoenix, guarda muchos comodines en su manga. Desde un personaje odioso, como el de Comodo en Gladiator o a un sicario justiciero en You Were Never Really Here, al de un hombre, solitario y depresivo, enamorado del asistente de voz de su teléfono, en Her. El último, el de Joker, de Todd Phillips.

Su interpretación de la némesis de Batman, en un filme alabado y también controvertido, han hecho que su nombre suene con fuerza para los próximos premios Óscar.

El nombre de Phoenix suena con fuerza para los Oscar
Joaquin Phoenix durante la presentación de la película "Joker" en Los Ángeles (Nina Prommer/EFE)

Recientemente el largo que protagoniza se llevó el León de Oro a la mejor película en el Festival de Cine de Venecia y el actor se paseó por la ciudad de los canales sonrientes junto a su actual pareja, Rooney Mara.

Sin embargo, Phoenix ha estado siempre rodeado de un halo de misterio y su imagen no coincidía con la del típico actor de Hollywood.

Viajes y veganismo

El actor nació bajo el nombre de Joaquín Rafael Bottom, en Puerto Rico, el 28 de octubre de 1974. Sus padres eran misioneros de una religión llamada Children of God y junto a sus cinco hijos, viajaban por Centroamérica, Sudamérica y Norteamérica.

Joaquin, que era el hijo de en medio, aún guarda recuerdos de aquellos años, como algunos de su estancia en Venezuela: "Recuerdo haber cumplido tres años porque estaba en un barco que venía de Venezuela. Recuerdo el pez volador, las iguanas gigantes. Recuerdo haberlas visto y estar de pie en la barandilla", dijo el actor en la revista People.

Según recoge el sitio IMBD, la familia continuó viajando y adoptaron el apellido Phoenix como una manera de celebrar sus nuevos comienzos.

En 1979, los Phoenix se establecieron en Los Ángeles. Su madre encontró trabajo como secretaria en la cadena de televisión NBC y su padre encaminó su labor hacia el paisajismo.

Los cinco niños comenzaron haciendo sus pinitos en la tele, con anuncios y promociones.

El primer papel relevante de Joaquin fue como actor invitado en Seven brides for seven brothers y, en su primera interpretación en la gran pantalla, en el filme Space Camp, en 1986, Joaquin apareció como Leaf (hoja) Phoenix. Un nombre más acorde con algunos de los de sus hermanos, Rain (lluvia), Summer (Verano) o Liberty (Libertad).

Veganismo

Toda la familia era vegana, según Vanity Fair, por iniciativa del propio actor y sus hermanos mayores, River y Rain.

Siendo muy pequeño, fue testigo de la labor de los pescadores, que sacaban las capturas y las tiraban contra una pared con clavos en la embarcación, y le pareció una tortura.

En ese momento se preguntó cómo sus padres podían haberlos alimentado con esos mismos animales.

“Eso fue tan violento, tan intenso. Todavía tengo el recuerdo la cara de mi madre, tratando de justificarlo, mientras le gritábamos: ‘¿Cómo pudiste no decirnos esto?”, dijo a Vanity Fair.

Hoy en día sigue siendo vegano. Tampoco consume comida basura. Para encarnar al Joker tuvo que seguir una dieta estricta para perder el peso que requería su personaje. La imagen de Phoenix con 23 kilos menos impactó a los espectadores.

Una tragedia familiar

Phoenix no era el único actor de la familia, su hermano River se estaba labrando una prometedora carrera hasta que, en 1993, murió por sobredosis.

Un duro golpe con el que Joaquin convive hoy en día. Fue él quien llamó a los servicios de emergencia esa noche y la grabación de esa comunicación dio la vuelta al mundo.

Tras la muerte de River, toda la familia se mudó a Costa Rica. "Huimos de todo. Fue horrible, los periódicos… no vimos nada de eso, nos marchamos", dijo a la revista estadounidense.

Vuelta a la interpretación

Algún tiempo después, animado por sus amigos y familiares volvió a conectar con la interpretación. En 1995, bajo la dirección de Gus Van Sant, interpretó a Jimmy Emmett, en To die for, junto a Nicole Kidman, esta vez con ya como Joaquin Phoenix.

Luego llegó The Abbots, en cuyo rodaje conoció a Liv Tayler con quien estuvo conviviendo tres años, U-Turn o Gladiator, en la que interpretó al villano Comodo.

A esos títulos les siguieron otros en los que Phoenix se lanzaba al lado oscuro de la psique humana.
En Her, en cuyo rodaje conoció a su actual prometida, daba vida a un hombre solitario, depresivo y pasivo que se enamoraba y mantenía una relación con el asistente de voz de su teléfono.

En 2017, se metió en la piel de un exmarine estadounidense que asesinaba a hombres que abusaban de niñas en You were never really here, de Lynne Ramsay.

“Desde muy pequeño tuve alergia a, ¿cómo es la palabra?, a lo frívolo, a las cosas de niños sin sentido”, dijo el actor a Vanity Fair sobre su elección de papeles.

Phoenix lleva más de dos décadas en una relación estrecha con el cine en la que, en ocasiones, no era capaz de disociarse de sus personajes una vez finalizado el trabajo.

Ahora, a punto de cumplir los 45, y tras el éxito interpretativo en Joker, cuenta que ha mejorado en este aspecto y confiesa ser feliz: “amo mi vida”, ha dicho a varios medios norteamericanos.

Ver más