Últimas 15minutos

Hemsworth confesó que "no sabía si pertenecía a este universo" al interpretar por primera vez a Thor

La cuarta película en solitario centrada en este personaje explota su debacle emocional como ninguna otra entrega, para ofrecer la versión de Marvel más surrealista y arriesgada hasta la fecha

"Todo lo que Thor hace tiene que ver con las experiencias y los traumas que ha vivido en el pasado", dijo Hemsworth (EFE/Jasin Boland/Marvel Studios)

15 minutos. Más de una década después de su debut y con una decena de películas a sus espaldas encarnando a Thor, Chris Hemsworth regresa con la versión más surrealista de Marvel en Thor: love and thunder, aunque el actor confesó que cada vez que lo interpreta está convencido de que no lo volverán a llamar.

"Cada vez que me llaman para hacer el personaje estoy agradecido. Siempre que lo interpreto creo que será la última vez y que Marvel no me querrá de vuelta". Así lo reconoció antes del estreno este viernes de la cuarta película sobre el vikingo más famoso de la franquicia de superhéroes.

Ni siquiera ser uno de los últimos vengadores que resisten en la gran pantalla -tras el adiós de Iron Man, Capitán América y Viuda Negra- da tranquilidad a Hemsworth, cuya carrera cinematográfica está estrechamente ligada a su fichaje por la factoría Marvel en 2011 para hacer de Thor.

"La primera vez fue intimidante, no sabía si pertenecía a este universo", dijo.

Desde entonces, el actor australiano ha ido haciendo suyo el personaje de Thor, un insípido vikingo de físico escultural y vinculado con la mitología griega, hasta convertirlo en un héroe cuya crisis existencial le lleva a tomar decisiones erróneas y alejarse de la gente que quiere.

Historia con mensaje

Thor: love and thunder, la cuarta película en solitario centrada en el personaje, explota esta debacle emocional como ninguna otra entrega para ofrecer la versión de Marvel más surrealista y arriesgada hasta la fecha.

"Grabamos como 7 u 8 horas de película con mucha improvisación, repasó Hemsworth". "Pero gracias al ingenio y la maestría de Taika Waititi luego se consiguió montar una historia coherente y con mensaje".

Después de dar un giro de 180 grados a la saga con Thor: Ragnarok (2017), el cineasta Waititi vuelve a imprimir su sello en una continuación que no se toma muy en serio la épica propia de los superhéroes y se centra, en clave de humor, en la búsqueda de equilibrio emocional de su protagonista.

En Thor: love and thunder, el personaje arrastra el dolor de las penas que ha sufrido en las últimas misiones y se embarca en un viaje con los Guardianes de la Galaxia (Chris Pratt, Dave Bautista y Vin Diesel también figuran en la cinta) con resultados inesperados.

Natalie Portman regresa a Marvel

El más impredecible es el encuentro de Thor con su gran amor, la astrofísica Jane Foster, en plena misión y tras "8 años, 7 meses y 6 días", según Hemsworth.

Ni siquiera la propia Natalie Portman esperaba volver a encarnarla cuando en 2016 aseguraba que su trabajo en la franquicia "había terminado".

Para la nueva película, Waititi transformó a Foster en Mighty Thor, quien apareció en los cómics originales hace más de 50 años como una versión femenina de Thor; comparte sus poderes y se apropia de su famoso martillo.

Así, el periplo de Thor deviene en una comedia romántica con guiños ochenteros, cargada de ironía y a ritmo de heavy metal en la que la pareja y el resto de acompañantes deben arreglar sus diferencias mientras combaten a Gorr, un villano conocido como el Carnicero de los Dioses, dispuesto a no dejar ni una deidad viva en el mundo.

"Todo lo que Thor hace tiene que ver con las experiencias y los traumas que ha vivido en el pasado", dijo Hemsworth.

"Ha sido muy divertido"

Barroquismo, paisajes disparatados y estética kitsch envuelven un filme que demuestran que Thor, bajo la batuta de Waititi y la experiencia de Hemsworth, es uno de los superhéroes más complejos y carismáticos de Marvel.

Un tono propio que ha logrado que el personaje sea el único integrante de los Avengers que vuelve a tener su propio largometraje. Esta etapa está actualmente dominada por Spider-Man, Doctor Strange y experimentos como Eternals.

"No sé qué pretenden Disney y Marvel, pero si deciden volver a contar conmigo, yo estaré feliz de regresar. Ha sido muy divertido", zanjó el actor.

Ver más