Últimas 15minutos

El legado de Prince sigue vivo a 5 años de su muerte

Extravagante y ecléctico, se consagró como una de las grandes estrellas de la música de la década de los 80

Prince es uno de los artistas más influyentes de la historia del Rock and Roll para la revista musical Rolling Stone (EFE/Paul Buck)

15 minutos. Con un estilo único e intransferible, en lo musical y en el vestuario, pocos músicos han logrado crear un sello tan personal como Prince, a quien recordamos al cumplirse un lustro de su muerte.

Es uno de los artistas más influyentes de la historia del Rock and Roll para la revista musical Rolling Stone. A lo largo de casi 4 décadas de carrera, publicó 39 discos de los que vendió más de 100 millones de copias, situándose como una de las mayores estrellas a nivel mundial.

Ganador, entre otros premios, de 7 Grammy, el extravagante Prince es “historia de la música”, y como tal entró en el Salón de la Fama del Rock and Roll en el año 2004, al cumplirse el cuarto de siglo de una extraordinaria carrera musical en la que destacó por su fusión y dominio de géneros musicales.

“Por impresionante que sea su dominio de estos tres géneros, el funk, el rock y el pop son sólo la punta del iceberg. En el último cuarto de siglo, Prince demostró ser un genio alquímico, basándose en una gran cantidad de tradiciones vernáculas estadounidenses que incluyen blues, gospel, soul, folk y jazz, mientras forja uno de los cuerpos de grabaciones más distintivos, ricos y diversos de la música popular estadounidense”, dijeron de él en su introducción al Salón de la Fama del Rock and Roll.

Welcome 2 América

En 2016, Prince entró a formar parte también del Rhythm and Blues Music Hall of Fame, y su legado continúa vivo gracias, por ejemplo, a la reedición el pasado mes de septiembre del álbum Sign O’The Times, uno de sus trabajos más emblemáticos y que está considerado la gran obra maestra del artista, en una nueva versión en la que se incluyeron 63 temas inéditos del músico de Minneapolis.

La discográfica Sony acaba de anunciar la publicación para el próximo 30 de julio de Welcome 2 America, álbum inédito grabado en el año 2010, y del que ya está disponible la canción que da título al disco.

Un tema que en su presentación la firma describe como “un soliloquio mordaz hablado y musicalizado sobre los llamados paracaídas dorados, la superficialidad de las redes sociales, la cultura de los famosos alimentada por la telerrealidad y los monopolios empresariales en la industria de la música”.

“‘Genial’ significa poder pasar el rato contigo mismo. Todo lo que tienes que preguntarte es: ‘¿Hay alguien a quien le tenga miedo? ¿Hay alguien que, si entro en una habitación y veo, me pondría nervioso?’ Si la respuesta es no, entonces estás bien”, aseguraba el legendario artista que marcó una época de la historia de la música.

His Royal Badness, El Artista, The King of Funk, cualquiera que fuera su sobrenombre artístico, incluido aquel símbolo impronunciable, siempre quiso mantener el control sobre su carrera y mantener su independencia artística, lo que le generó no pocos enfrentamientos con las discográficas.

Estrella de los 80

Prince Rogers Nelson, autor de emblemáticas canciones como Purple Rain o Kiss, nació en Minneapolis (Minnesota) el 7 de junio de 1958. La música estuvo presente en su vida desde ese mismo momento. Su madre, Mattie Shaw, era cantante de jazz, y su padre, John Lewis Nelson, letrista y pianista y conocido artísticamente como Prince Rogers, nombre que puso a su hijo.

Debutó en la industria discográfica con For You, álbum publicado en 1978. Prince, no sólo es el autor de todas la canciones, sino el músico de todos los instrumentos que aparecen en la grabación. Un derroche de producción en un disco debut por el que recibió grandes elogios y las primeras comparaciones con referentes de la talla de Stevie Wonder y Michael Jackson.

Con el segundo trabajo del artista, Prince (1979), consiguió superar el millón de copias gracias a canciones provocadoras de las que haría gala a lo largo de su meteórica carrera como I Wanna Be Your Lover, el primer tema de Prince en destacar en las listas de éxitos, o Why You Wanna Treat Me So Bad?

Prince marcó toda una época en la década de los 80. Se convirtió en uno de los grandes referentes de la música mundial con álbumes como el 1999 (1982), sus números 1 entre los que están Purple Rain (1984) y Around the World in a Day (1985); Parade (1986) – con el super éxito Kiss, por el que ganó un Grammy-; o el celebrado Sign o’The Times (1987).

Artista polifacético

El éxito masivo lo obtuvo con Purple Rain, su sexto álbum de estudio y banda sonora de la película Purple Rain, que también protagonizó él mismo. Con este trabajo firmó un disco considerado uno de los mejores de la década y de los más influyentes de la historia de la música. Se mantiene como una de las bandas sonoras de mayor éxito comercial.

Por aquel disco, en el que destacan las canciones When Doves Cry, Let’s Go Crazy y Purple Rain, Prince recibió multitud de reconocimientos, entre ellos el premio Óscar a la mejor banda sonora y tres premios Grammy.

Fue sólo el inicio de la relación con el cine de Prince. El artista protagonizaría otras películas que también dirigió, como Under the Cherry Moon (1986) , la secuela de Purple Rain; Graffitti Bridge (1990) o 3 Chains o' Gold (1994), a las que también puso la banda sonora. Este trabajo musical también lo realizaría para otras películas como Batman (1989), de Tim Burton, o Girl 6 (1996), de Spike Lee.

Prince fotografiado en 2007 en Miami
Prince ganó un Globo de Oro en 2007 a canción original por The Song of The Heart, de la banda sonora de Happy Feet (EFE/Matt Cambell)

En 2007 ganó el Globo de Oro a la mejor canción original por The Song of The Heart, tema de la banda sonora de la película de animación Happy Feet.

Su arrollador talento musical le llevó a desarrollar de forma paralela a su carrera como solista diferentes proyectos musicales como productor y cantante. Destacan The Time, The Revolution y The New Power Generation.

La prolífica carrera del genio de Mineápolis concluyó de forma abrupta el 21 de abril de 2016. El artista falleció a consecuencia de una sobredosis accidental de fentanil en su residencia de Minnesota.

Ver más