Últimas 15minutos

Falleció Millie Small, impulsora del ska

La estrella era famosa por el sencillo "My Boy Lollipop", que alcanzó el número uno de las listas en EEUU y Reino Unido en 1964

Las letras de Millie Small captaban a la perfección el estado de ánimo de la comunidad caribeña en Reino Unido (Harry Pot/Nationaal Archief/Wikipedia)

15 minutos. La cantante jamaicana Millie Small, considerada la impulsora del ska, falleció este martes en Londres a los 72 años tras sufrir una apoplejía, según informan este jueves los medios británicos.

La estrella era famosa por el sencillo My Boy Lollipop, que alcanzó el número uno de las listas en EEUU y Reino Unido en 1964.

Hoy en día, ese tema sigue siendo una de las canciones de ska más exitosas del mundo, con más de 7 millones de ventas.

El fundador de la discográfica Island Records, Chris Blackwell, que confirmó el fallecimiento, fue quien llevó a Londres en 1963 a la estrella y el encargado de producir su versión de My Boy Lollipop.

Blackwell recordó a Small como "una persona dulce, realmente especial".

"Diría que es la persona que convirtió el ska en internacional porque fue su primer récord", apuntó en declaraciones a un periódico jamaicano.

Ese sencillo se convirtió en un súper éxito en todo el mundo y le reportó la fama a escala internacional.

El fundador de Island Records también rememora a la cantante, que nació con el nombre de Millicent Small en Clarendon (sur de Jamaica), como una persona "muy divertida, con un gran sentido del humor".

La cadena británica BBC recordó que a los 12 años Small ganó un concurso de talentos en el teatro Palladium en Montego Bay. Durante su adolescencia formó un dúo con el cantante de reggae Roy Panton, con quien grabó el exitoso We'll Meet.

Luego, en 1963, Blackwell la llevó a la capital británica tras haberse sentido atraído por los trabajos lanzados en el Reino Unido por la artista.

Con My Boy Lollipop, lanzado en febrero de 1964, Small se convirtió en una estrella internacional e impulsó el ska por todo el mundo.

Según explicó el historiador musical Laurence Cane-Honeysett a la revista Record Collector, ese sencillo representa "el equivalente ska al Heartbreak Hotel de Elvis o al God Save The Queen de los Sex Pistols, al popularizar un sonido que anteriormente se consideraba que estaba en los márgenes de la música comercial".

A finales de ese año, la cantante debutó en un especial para el canal británico ITV. Se trata de The Rise and Fall of Nellie Brown, un musical donde encarnó a Selina, una jamaicana que deja Liverpool para buscar a su prima en Londres.

La artista no logró igualar durante el resto de su carrera el éxito logrado con My Boy Lollipop. No obstante, continuó realizando giras e interviniendo con frecuencia en programas de música.

Las letras de Millie Small captaban a la perfección el estado de ánimo de la comunidad caribeña afincada en el Reino Unido

En los últimos años, vivió en Singapur y Nueva Zelanda antes de regresar a Londres. Allí se concentró en escribir, pintar y criar a su hija, que también se dedica a la música.

Ver más