Últimas 15minutos

"Downton Abbey" se impone en la taquilla estadounidense

La cinta alcanzó 31 millones de dólares, 10 millones más que su competidora más cercana, "Ad Astra"

La película dirigida por Michael Engler continúa la historia de la adinerada familia Crawley (IMDb/Focus Features)

15 minutos. La película Downton Abbey, basada en la exitosa serie homónima, se impuso este fin de semana con mucha facilidad a Rambo: Last Blood y Ad Astra para conseguir el número uno en la taquilla estadounidense.

Según los datos del portal especializado Box Office Mojo, Downton Abbey alcanzó los 31 millones de dólares en su desembarco en la taquilla de EEUU.

Con actores del elenco original como Maggie Smith, Hugh Bonneville o Michelle Dockery, entre otros, la película dirigida por Michael Engler continúa la historia de la adinerada familia Crawley, quienes reciben en su castillo en 1927 a unos invitados muy especiales: los reyes de Inglaterra, Jorge V, y su consorte, María de Teck.

La medalla de plata fue para Ad Astra, que consiguió 19,2 millones de dólares frente a los 19 millones de Rambo: Last Blood, que se quedó en tercera posición.

No obstante, Box Office Mojo aclaró que habrá que esperar a los datos definitivos de la taquilla para ver cuál de los dos estrenos de este fin de semana logró el segundo puesto.

Brad Pitt interpreta en Ad Astra a un astronauta que viaja a los confines del sistema solar para buscar a su padre (Tommy Lee Jones), que lleva años desaparecido en el espacio exterior en una misión que está poniendo en peligro a toda la especie humana.

Por su parte, Sylvester Stallone, acompañado por actores latinos como Adriana Barraza o Yvette Monreal, se mete por quinta vez en la piel de John Rambo que debe emprender un último desafío: enfrentarse en México a unos sanguinarios criminales.

Además, Hustlers, cuyo reparto incluye a Jennifer López y Cardi B, se anotó 17 millones de dólares.

Esta película dirigida por Lorene Scafaria narra la historia real de un grupo de bailarinas de "striptease" que crearon un método para estafar a sus clientes, muchos de ellos grandes inversores de Wall Street.

Ver más