Últimas 15minutos

Dos cantantes de K-pop irán prisión por violación grupal

Jung Joon-young y Choi Jong-hoon cumplirán entre cinco y seis años de prisión

Uno de los cantantes también se encargaba de divulgar imágenes que tomaba sin consentimiento de las mujeres con que mantenía relaciones (Kim Chul-Soo/EFE)

15 minutos. Este viernes condenaron a dos cantantes surcoreanos de K-pop, Jung Joon-young y Choi Jong-hoon, a seis y cinco años de prisión, respectivamente, por casos de violación grupal cometidas en dos fiestas en 2016 y, en el caso del primero, también por grabar a mujeres con las que mantuvo relaciones y distribuirlas.

Un tribunal del Distrito Central de Seúl consideró que ambos participaron en violaciones en grupo a mujeres que se encontraban inconscientes o semiinconscientes en dos fiestas celebradas en 2016.

Las otras tres personas que participaron en los actos de violación, junto a los cantantes de K-pop, recibieron penas de cuatro años, cinco años y ocho meses de prisión, según informó la agencia Yonhap.

Jung, que se hizo famoso en un programa musical televisivo, recibió un año más de prisión que Choi, exmiembro de FT Island, por tomar imágenes sin consentimiento de 10 mujeres con las que mantuvo relaciones y que compartió luego en un grupo de mensajería instantánea.

En este grupo, en el que se hablaba de drogar y violar mujeres, se encontraban otros artistas de la industria del entretenimiento surcoreana.

Machismo en la industria surcoreana

El contenido de este chat lo descubrieron en el marco de la investigación en torno a Seungri, antiguo miembro de la conocida banda masculina BigBang. Este estuvo acusado de pagar servicios de prostitución, actividad ilegal en Corea del Sur, a potenciales inversores de uno de sus locales de ocio nocturno.

Las condenas a Jung y Choi se conocen apenas unos días después de que se encontrara el cuerpo sin vida de la cantante de K-Pop Goo Hara, que intentó suicidarse con anterioridad.

Antes de fallecer, su expareja, el peluquero Choi Jong-bum, amenazó con difundir vídeos íntimos en los que aparecía ella.

A esta muerte se suma también el suicidio de la cantante Sulli, que sufrió una campaña de ciberacoso por posar sin sujetador.

En estos casos se nota el machismo y la misoginia que imperan en la industria del entretenimiento en Corea del Sur.

Ver más