Últimas 15minutos

Víctimas calificaron de "monstruo" a asesino y violador en serie en EEUU

DeAngelo evitó la pena de muerte tras declararse en junio pasado culpable de cometer 13 asesinatos y 45 violaciones

DeAngelo fue policía durante la década de 1970, Lo detuvieron en 2018, gracias al cotejo de pruebas de ADN recogidas en los escenarios de los crímenes (EFE/EPA/SANTIAGO MEJIA)

15 minutos. Sobrevivientes y familiares de las víctimas de Joseph DeAngelo, conocido como “Golden State Killer”, lo calificaron de "monstruo", "diablo" y "horrible hombre" al tenerlo en el banquillo de los acusados este martes en una audiencia previa a su sentencia.

DeAngelo aterrorizó a California, EEUU, al asesinar a 13 personas y violar a más de 40 mujeres.

Desde este martes y durante tres días, las víctimas de DeAngelo tendrán la oportunidad de ofrecer sus testimonios en una corte de Sacramento contra este exagente de policía, arrestado 43 años después de cometer su primer asesinato, perpetrado a un instructor universitario de Visalia que buscaba frustrar el secuestro de su hija en 1975.

DeAngelo, de 74 años, evitó la pena de muerte tras declararse en junio pasado culpable de cometer 13 asesinatos y 45 violaciones.

Su acuerdo de culpabilidad incluye 53 ataques a 87 víctimas en 11 condados tanto del norte como del sur de California.

Según los registros oficiales del Buró Federal de Investigación (FBI), las víctimas tenían entre 13 y 41 años de edad.

Vestido con un overol color naranja, DeAngelo asistió a la corte en silla de ruedas para escuchar las declaraciones.

Los testimonios en la audiencia

La audiencia, que fue trasmitida en vivo por la cadena de televisión ABC, comenzó con el testimonio de un familiar de la primera violación que DeAngelo admitió, la de Phyllis Henneman.

La mujer que aun vive no pudo asistir porque está enferma de cáncer, pero su hermana leyó su declaración.

"Me fui a la cama sin saber que mi vida cambiaría", leyó Veilleux, para relatar el miedo y ansiedad que dejó en la mujer el ataque ocurrido en junio de 1976.

“Cuando me enteré de que habían capturado a este diablo, me sentí aliviada (…) Merece pasar el resto de su miserable vida en prisión. No soy lo que me pasó. Soy lo que elijo convertirme”, concluyó en la declaración la víctima.

En ese mismo sentido, el esposo de otra víctima identificada como Kathy, atacada en 1977, dijo que DeAngelo no pudo destruir la vida de la mujer.

Con la voz entrecortada, el hombre contó que su esposa era una de las mujeres más fuertes que había conocido, y pudo afrontar los crímenes de Little Joe, como se refirió a DeAngelo.

“Mi esposa Kathy ha superado su doloroso encuentro con este monstruo, elegimos diariamente mirar hacia adelante”, insistió.

Pruebas de ADN

DeAngelo fue policía durante la década de 1970. Lo detuvieron en abril de 2018 en Sacramento, la capital del estado, gracias al cotejo de pruebas de ADN recogidas en los escenarios de los crímenes con las de bancos de datos de compañías dedicadas a la genealogía a través de pruebas genéticas.

Otra mujer contó que DeAngelo la violó cuando tenía 15 años, mientras su hermana estaba atada en la habitación contigua. Las dos estaban solas en casa por primera vez mientras sus padres estaban fuera de la ciudad.

"Me golpearon varias veces en la cabeza antes de que me ataran y amordazaran", dijo, antes de recordar que la violó varias veces.

Asimismo, la hija de una víctima llamada Patricia recordó cómo DeAngelo atacó a su madre por detrás el 4 de septiembre de 1976. La víctima estaba separada de su esposo y vivía en la casa de su padres con sus tres hijos de 7, 11 y 14 años.

En el relato preparado, la víctima dijo que su atacante le rompió la nariz y sufrió una conmoción cerebral cuando su cabeza se estrelló contra el suelo, y aunque quedó desmayada DeAngelo la despertó con amenazas y la violó a punta de cuchillo.

“El bulto en mi nariz nunca desapareció”, afirmó en la declaración Patricia. ”Aprendí a aceptarlo como parte de mi rostro”.

DeAngelo robó la cartera y la identificación de la víctima que vivió por años con miedo que la encontrara, y le hiciera daño a ella o a sus hijos.

Las declaraciones de las víctimas y sus familiares continuarán hasta el jueves.

El viernes está programada una audiencia donde se dictará sentencia.

Más Vistas

Ver más