Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Trump aseguró que DeSantis ha “perseguido restricciones terribles” al aborto

El exmandatario arremetió contra la legislación de Florida, donde está prohibido a partir de la sexta semana de embarazo

El derecho al aborto ha sido una de las principales líneas de fractura en el marco de la campaña para las primarias republicanas de 2024 (Cortesía X @GonestAlbert)

15 minutos. El expresidente estadounidense y candidato a las elecciones de 2024 Donald Trump calificó de “terrible” la política sobre el aborto en Florida, cuyo gobernador Ron DeSantis es uno de sus principales rivales en la carrera para hacerse con la candidatura republicana a las presidenciales.

Trump, quien allanó el camino durante su mandato para revertir el fallo judicial Roe vs. Wade -que garantizaba el derecho al aborto a nivel federal- lamentó ahora que los republicanos como DeSantis “hablan de forma poco articulada” sobre el tema.

En este sentido, dijo que políticos como DeSantis han “perseguido restricciones terribles” a nivel estatal, algo que podría “alienar a gran parte de la población”. No obstante, evitó adoptar una postura concreta.

Resultados desastrosos

En una entrevista con la cadena de televisión NBC, Trump aseguró que, si es elegido, tratará de llegar a acuerdos sobre los plazos legales para abortar y estudiará si estas medidas deben tomarse a nivel federal. “Me sentaría con ambas partes y negociaría algo y acabaríamos con paz en ese tema por primera vez en 52 años“.

Trump arremetió contra la legislación de Florida, donde el aborto está prohibido a partir de la sexta semana de embarazo.

El equipo de DeSantis, por su parte, recalcó que durante la Administración Trump se obtuvieron “resultados desastrosos”. “Más de 7 mil millones de dólares en una nueva deuda, un muro fronterizo inacabado y una ley que permite a los criminales violentos volver a las calles. Los republicanos de todo el país saben que Ron DeSantis nunca dará marcha atrás”, indicó el portavoz Andrew Romeo.

Trump advirtió a los republicanos que el partido perderá votantes si sigue adelante con las restricciones al aborto sin excepciones, incluso en casos de violación, incesto o riesgo para la vida de la madre. “En ciertas partes del país no puedes ni vas a ganar en este tema”.

“Francamente no me importa”

El nombramiento por Trump de 3 jueces conservadores del Tribunal Supremo allanó el camino para la revocación de la decisión de 1973 que garantizaba el derecho al aborto en todo Estados Unidos (EEUU) durante las primeras 24 semanas de embarazo. Esa revocación dejó el derecho al aborto en manos de los estados, lo que ha dado lugar a diferentes leyes, incluida la prohibición del aborto después de la sexta semana de embarazo en Florida y Iowa.

El derecho al aborto ha sido una de las principales líneas de fractura en el marco de la campaña para las primarias republicanas de 2024. El exvicepresidente Mike Pence abogó por una prohibición federal del aborto después de las 15 semanas. DeSantis, el rival de Trump que más apoyos recibe según las encuestas, mostró su apoyo a la legislación de Florida.

Sin embargo, otros aspirantes, entre ellos Nikki Haley, han adoptado enfoques más moderados. Advirtieron de la reacción que podrían suscitar estas medidas entre sus votantes en caso de que se adopten legislaciones más estrictas.

Aunque Trump ha preferido ponerse de lado y no concretar si apoyaría una prohibición a nivel federal o una cuestión descentralizada a nivel estatal, aseguró que “se llegará a un acuerdo de semanas o meses, un acuerdo que va a hacer feliz a la gente”.

Desde un punto de vista puro, desde un punto de vista legal, creo que probablemente sea mejor (dejarlo en manos de los estados). Pero puedo vivir con ello de cualquier manera”, puntualizó antes de insistir en que “podría ser estatal o podría ser federal, francamente no me importa”.

Más vistas