Últimas 15minutos

Ted Cruz y Marco Rubio entre los 11 sancionados por "interferir" en Hong Kong

EEUU tomó medidas similares el pasado viernes contra otros altos cargos de la ciudad autónoma china

Marco Rubio es senador republicano para el estado de la Florida (Stefani Reynolds/Polaris)

15 minutos. China anunció este lunes que 11 funcionarios estadounidenses fueron sancionados por inmiscuirse en los asuntos de Hong Kong. Lo hizo después de que Washington tomase medidas similares el pasado viernes contra otros altos cargos de la ciudad autónoma china.

Las sanciones chinas entrarán en vigor este lunes y afectan, entre otros, a los destacados senadores republicanos, Ted Cruz (Texas) y Marco Rubio (Florida). Así lo indicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian. Además, exigió a Estados Unidos (EEUU) que "deje de interferir en los asuntos internos de China".

También fueron sancionados por involucrarse en el tema de Hong Kong los senadores republicanos, Josh Hawley (Arkansas), Tom Cotton (Missouri) y Pat Toomey (Pennsylvania), así como el representante en el Congreso, Chris Smith.

Zhao añadió a la lista a Carl Gershman, presidente de la Fundación Nacional para la Democracia, organización creada para contribuir con la lucha contra el comunismo en la Guerra Fría. Igualmente, se encuentra Derek Mitchell, presidente del Instituto Democrático Nacional; y Daniel Twining, presidente del Instituto Republicano Internacional.

De igual forma, fueron sancionados por China el director ejecutivo de la ONG Human Rights Watch, Kenneth Roth, quien tiene prohibida su entrada a Hong Kong desde enero de este año; y Michael Abramowitz, presidente de la Casa de la Libertad.

En su intervención, el portavoz chino recordó las palabras del ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, quien a finales de julio afirmó que el país respondería de manera "firme" y "racional" a las "perentorias" actuaciones de EEUU.

Poco después de aquellas declaraciones de Wang, el Departamento del Tesoro estadounidense sancionó el pasado 7 de agosto a 11 altos cargos del Gobierno de Hong Kong, incluida Carrie Lam, la jefa del Ejecutivo.

"EEUU debe corregir sus errores"

El Departamento la señaló, en una medida sin precedentes, por "implementar las políticas de Pekín de supresión de libertades y del proceso democrático". Especialmente, tras adoptar la ley de seguridad nacional impuesta por China, que permite reprimir las expresiones independentistas y contrarias al régimen comunista con penas que alcanzan la cadena perpetua en los casos más graves.

"China deplora la postura estadounidense acerca de Hong Kong. A saber, Hong Kong es una región china, sus asuntos son asuntos internos de China y ningún Gobierno extranjero puede intervenir en ellos". Así lo dijo Zhao al explicar el motivo de estas nuevas sanciones.

El portavoz reiteró que las interferencias estadounidenses en Hong Kong "violan el Derecho Internacional y los principios que rigen las relaciones internacionales".

"Instamos a EEUU a que corrija sus errores y a que abandone el camino erróneo que ha tomado", añadió.

Según el portavoz chino, "las prácticas estadounidenses no tienen el respaldo de los ciudadanos chinos, incluyendo los residentes hongkoneses. No tienen miedo de sus sanciones. A los chinos no se les puede intimidar, y sus medidas son en vano", aseguró.

No es la primera vez que se produce un intercambio de sanciones. A mediados de julio, Pekín también tomó medidas de este tipo contra los senadores Cruz y Rubio y otros altos funcionarios estadounidenses. Les prohibió la entrada al país después de que Washington hiciera lo propio con 3 dirigentes del Partido Comunista de China (PCCh) por su supuesta implicación en los abusos contra los uigures en la región de Xinjiang.

Más Vistas

Ver más