Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Violencia en Nueva York dejó cerca de 30 personas con impactos de bala el fin de semana

Según una fuente policial la mayoría de los sucesos se relacionan con la actividad de bandas callejeras

Las horas más violentas fueron las de la madrugada del sábado al domingo (Pixabay/Free-Photos)

15 minutos. Cerca de 30 personas recibieron impactos de bala este fin de semana en Nueva York, una de las cuales falleció, confirmaron fuentes de las fuerzas del orden de la ciudad, unas cifras que indican una continuación de la oleada de violencia que se vive en la metrópolis.

Según el medio local New York Post, los incidentes se produjeron desde el viernes hasta el domingo a las 14:00 hora local (18:00 GMT). Sin embargo, las horas más violentas fueron las de la madrugada del sábado al domingo. En ese lapso 11 personas resultaron heridas en un periodo corto de tiempo.

La fuente consultada por el medio, que describe como un agente veterano de la Policía de Nueva York, afirmó que la mayoría de los sucesos son resultado de actividades de bandas callejeras.

“Estos jóvenes están con batallas de pistolas y hay gente inocente que está resultando herida”, dijo el policía. Apuntó que hay muchos más tiroteos que se producen pero que no dejan víctimas.

Algunas de las víctimas

Aunque estas cifras aún quedan lejos de los peores años de violencia de Nueva York de la década de los 90. Al momento de la entrevista, el agente advirtió que “el fin de semana aún no ha acabado”, y señaló que se produjeron 2 tiroteos más en la tarde del domingo.

Entre las víctimas se encuentra un hombre de 18 años que recibió este viernes un balazo mortal en el cuello en la zona de Far Rockaways, en Queens. También una fiscal de Manhattan, Mollie Bracewell, que resultó herida por el roce de una bala en su rostro mientras cenaba en una terraza de un restaurante en Prospect Heights, en Brooklyn, también el viernes.

Además de los tiroteos, 2 hombres más fallecieron el viernes, uno de los cuales fue apuñalado en la zona norte de Brooklyn, y otro tras recibir una paliza en el noreste de El Bronx.

Más vistas