Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sin público presente y sin contacto con asesores: así será el primer debate entre Biden y Trump

La confirmación del primer encuentro entre ambos candidatos ocurre justo cuando la campaña parece haber dado un giro radical

Este será el primero de dos debates. El segundo será en septiembre (Flickr)

15 minutos. Quedan solo 10 días para el esperado primer debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump. Este fin de semana, ambos aceptaron las condiciones del evento.

La noticia llega justo cuando la campaña parece haber dado un giro hacia ataques más fuertes. Podría ser una consecuencia del anuncio.

Este fin de semana, Trump se enfocó en ganar votos de electores negros, durante su visita a un iglesia en Detroit. El exmandatario ha logrado aumentar en un 10 % el respaldo de este sector demográfico, según encuestas de CNN y The New York Times.

Por su parte, el presidente Biden hizo un gran esfuerzo y voló prácticamente directo, desde Europa a Los Ángeles, para asistir a un glamoroso evento de recaudación en Hollywood, donde estuvo acompañado de celebridades como Julia Roberts y George Clooney.

Más allá de los temas de confrontación clásicos entre ambos, como la economía y la inmigración, el epicentro de las campañas parece enfocarse en ese momento en la Corte Suprema y los procesos judicial y el ámbito racial. El estado mental de los dos también ha tenido un protagonismo importante.

Entrenamiento para el debate

Este primer debate del 27 de junio (el segundo será en septiembre), que será dirigido por la cadena liberal de noticias CNN, ocurre mucho más temprano de lo acostumbrado.

El evento podría servir como punto de inflexión e inclinar las encuestas en una u otra dirección. En una campaña tan polarizada, el voto de los estadios indecisos será más determinante que nunca.

El equipo del presidente Biden informó que pasará varios días en Camp David preparándose fuertemente para el debate. Uno de sus instructores será Ron Klain, quien tiene años preparándo a los demócratas para este tipo de eventos.

En tanto, el grupo de Trump dijo que no realizará un entrenamiento formal para el debate, sino que se basará en su experiencia durante entrevistas con la prensa y eventos similares.

Sin embargo, la semana pasada, durante su visita a Washington, Trump participó en un foro político con asesores políticos y los senadores Marco Rubio (Florida) y Eric Schmitt (Missouri).

Este sería el primer debate para el expresidente, ya que se saltó todos los debates de las primarias republicanas.

Condiciones del debate

Este primer debate presidencial se llevará a cabo en un estudio de televisión sin público. Esto podría favorecer a Biden, al restarle presión y quitarle un poco de brillo a Trump, que suele alimentarse de la energía del público.

Ambos acordaron presentarse en un podio uniforme. Las posiciones de cada uno serán decididas con el lanzamiento de una moneda.

Los micrófonos estarán apagados salvo cuando cada uno tenga el turno de hablar. Asimismo, habrá dos pausas publicitarias, durante las cuales no podrán interactuar con sus equipos de campaña.

Todavía no se sabe si habrá un único conductor del debate o si será dirigido por un grupo de periodistas de CNN.

Más vistas