Últimas 15minutos

Proveedor de municiones de atacante de Las Vegas se declara culpable

Douglas Haig se declaró culpable por fabricar sin licencia las municiones que usaría el autor de la tragedia que dejó 58 muertos en 2017

Haig reconoció que desde el taller casero de su casa fabricaba las municiones que vendía por Internet (Imagen referencial: Pexels)

15 minutos. Douglas Haig tiene 57 años, vive en el estado de Arizona y se declaró este martes culpable de fabricar sin licencia municiones que luego vendió a Stephen Paddock, autor de la matanza de 58 personas en Las Vegas en 2017.

Haig reconoció que vendió 720 rondas de municiones trazadoras a Paddock semanas antes de la masacre perpetrada el 1 de octubre de ese año en Las Vegas, desde una habitación del hotel y casino Mandalay Bay contra asistentes a un festival musical.

El hombre no fue vinculado directamente con el tiroteo, pero apareció en las investigaciones porque descubrieron sus huellas dactilares en algunas de las balas usadas por Paddock y halladas en el cuarto del hotel.

El abogado de Haig dijo en una corte federal de Las Vegas que su cliente no tenía conocimiento de las intenciones de Paddock y que "estaba absolutamente devastado cuando se enteró de la tragedia".

Ante el juez James Mahan, Haig reconoció que desde el taller casero de su casa fabricaba las municiones que vendía por Internet y en diferentes ferias de armas en el país.

El negocio casero lo hacía a través de su compañía Specialized Military Ammunition, ahora cerrada tras una redada del FBI hecha tres semanas después de la matanza de las Vegas.

¿Por qué declararse culpable?

Al declararse culpable evita un proceso judicial, previsto para iniciar en diciembre, que lo enfrentaba a una pena de hasta cinco años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.

Su abogado espera unos 2 años de cárcel, aunque adelantó que pedirá libertad condicional.

Ver más