Últimas 15minutos

Por ocultar una pelea en 2015, excomandante de Guantánamo pasará 2 años en la cárcel

El hombre con el que se enfrentó apareció muerto 2 días después en el mar

Fotografía del 3 de junio de 2014 cedida por la Marina de EEUU donde aparece el capitán John R. Nettleton, comandante de la Estación Naval de la Bahía de Guantánamo

15 minutos. Un excomandante de la base naval estadounidense en Guantánamo (Cuba) fue condenado a 2 años de cárcel por obstrucción a la justicia y otros cargos relacionados con el ocultamiento de una pelea que tuvo en 2015 con un civil de la base, 2 días antes de que lo hallaran muerto en el mar.

John R. Nettleton, de 54 años y hoy capitán retirado de la Armada, se enfrentó a golpes con Christopher Tur, de 42 años, en su propia casa. El suceso ocurrió después de asistir a una celebración en el club de oficiales de la base y de beber alcohol. Así se determinó durante el juicio celebrado en Jacksonville (noreste de Florida).

Durante la fiesta, Tur acusó de viva voz a Nettleton de tener un romance con su esposa, Lara Tur. La mujer estaba a cargo del Departamento de Servicios Sociales de la base cuando ocurrieron los hechos.

Dos días después, cuando por orden de Nettleton se le buscó por toda la base, el cuerpo sin vida de Tur se encontró flotando en la bahía de Guantánamo.

Según la autopsia, fue una muerte accidental por ahogamiento.

Tur presentó 4 costillas rotas y rasguños en la frente. Además, en su organismo había alcohol y un medicamento antidepresivo en dosis elevadas, según documentos judiciales.

Pena

El juez Timothy J. Corrigan recalcó, al dictar sentencia, que el excomandante de Guantánamo no es culpable de homicidio o asesinato. No obstante, es "apropiado" que pague por no haber actuado como debía.

Las acusaciones tienen que ver con que no reportó que tuvo una pelea con Tur. Asimismo, negó que este hubiera estado en su casa y mintió sobre el romance con Lara Tur.

La madre y las hermanas de Tur pidieron una sentencia ejemplar severa para el excomandante de la base de Guantánamo. La Fiscalía, entretanto, reclamó de 37 a 46 meses de cárcel.

Varios de los excompañeros de armas de Nettleton testificaron en el juicio a su favor. Otros firmaron un documento de la defensa pidiendo al juez que tuviera en cuenta la carrera militar de Nettleton y sus servicios al país.

Sus abogados subrayaron, en un escrito dirigido al juez, que Nettleton se presentaba ante el tribunal para enfrentar "las consecuencias de las peores decisiones que tomó nunca". Dijeron que los hechos por los que fue juzgado no son "representativos de la persona que realmente es".

Ver más