Últimas 15minutos

Pompeo considera que el poder económico hace a China más temible que la URSS

El secretario de estado estadounidense pidió a sus aliados europeos que se unan a Washington contra Pekín

"Lo que está sucediendo ahora no es una Guerra Fría 2.0", afirmó Pompeo en un discurso ante el Senado de la República Checa" (Martin Divisek/EFE)

15 minutos. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo este miércoles en Praga que su poder económico convierte a China en un desafío mayor para Washington que la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

"Lo que está sucediendo ahora no es una Guerra Fría 2.0", afirmó Pompeo en un discurso ante el Senado de la República Checa.

"El desafío de resistir la amenaza del Partido Comunista de China es, de alguna forma, mucho más difícil", agregó.

"El Partido Comunista de China ya está involucrado en nuestras economías, en nuestra política y en nuestras sociedades de una manera que la URSS nunca lo estuvo", subrayó.

Una alianza contra Pekín

Pompeo pidió a sus aliados europeos que se unan a Washington contra Pekín.

"Tenemos que explicar a nuestros ciudadanos el precio que pagarán las sociedades libres si no afrontamos esta amenaza", dijo.

"Tenemos que explicar qué tipo de escrutinio debemos imponer a la inversión china y por qué lo hacemos", aseguró.

"El autoritarismo no murió en 1989", destacó Pompeo.

El secretario de Estado sostuvo que "Rusia sigue intentando socavar" la democracia y la seguridad checas por medio de "campañas de desinformación y sabotajes".

Desafío de China

Pero mayor es el desafío de China, reiteró. Aeñaló que Pekín trató de ganar influencia en el país centroeuropeo en los estamentos políticos y militares.

Pompeo acusó al régimen de China de mentir y manipular, lo culpó de haber encubierto los primeros brotes de la pandemia.

Elogió a las autoridades de República Checa por su coraje para afrontar los desafíos de Rusia y de China.

Ofensiva contra el 5G chino

República Checa es la primera escala del viaje de Pompeo por cuatro países centroeuropeos con la intención de contrarrestar la influencia energética rusa. También, sobre todo, la tecnológica china con el desarrollo de las redes 5G.

Las relaciones entre Praga y Pekín atraviesan momentos difíciles después de que el ayuntamiento de Praga acordaran un hermanamiento con Taipei, capital de Taiwán, un país que China considera una provincia rebelde.

La decisión praguense y la exigencia del embajador chino de expulsar de la capital checa al representante diplomático de Taiwán provocaron la ruptura del hermanamiento que había entre Praga y Pekín.

Pompeo elogió además al presidente del Senado checo, Milan Vystrcil, quien visitará Taiwán a finales de este mes, lo que ha despertado grandes críticas de China.

En mayo pasado, Praga y Washington firmaron una declaración conjunta sobre seguridad en la tecnología 5G y calificaron de "vital" la protección de las redes de comunicaciones para garantizar la privacidad y las libertades de los ciudadanos.

Acuerdos con EEUU

Con todo, Praga no ha decidido de forma definitiva descartar a la compañía china Huawei del desarrollo de su red de 5G.

El pasado diciembre, los ministerios checos decidieron desprenderse de los teléfonos móviles del fabricante chino Huawei tras la advertencia del organismo estatal de seguridad cibernética sobre posibles filtraciones de información sensible a la inteligencia china.

En el último año varios países europeos, incluidos República Checa y Polonia, firmaron acuerdos con EEUU en los que se comprometían a que los proveedores de 5G no estarían bajo control de un gobierno extranjero sin judicatura independiente, una fórmula que busca dejar fuera a las empresas chinas.

Eslovenia firmará un acuerdo similar con EEUU mañana en Liubliana, la siguiente pasara de Pompeo en su gira por cuatro países centroeuropeos que le llevará a Austria el viernes y a Polonia el jueves .

Ver más