Últimas 15minutos

Acusación contra Trump

En opinión del estudiante Andrés Díaz es la primera vez en la historia de los EEUU que una acusación contra el presidente es completamente motivada por una ideología política

Después de meses de negociaciones y retrasos, la Cámara Baja de EEUU dio su visto bueno al T-MEC en diciembre

15 minutos. Después de 2 semanas de audiencias, 12 testigos y más de 30 horas de testimonios, el presidente estadounidense Donald Trump ha sido acusado.

Después de 10 horas de debate, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votó sobre los artículos de acusación al presidente Donald Trump, que incluyen abuso de poder y obstrucción del Congreso.

Los dos artículos de acusación fueron redactados luego del escándolo en el que se acusaba a Trump de supuestamente pedir al mandatario ucraniano Zelensky que investigara a su oponente político, el ex vicepresidente Joe Biden, y a su hijo, Hunter Biden, de lo contrario le negarían apoyo financiero a Ucrania. Esta noticia se filtró por parte de un oficial de gobierno que guardó su anonimato.

El miércoles, 18 de diciembre, la Cámara baja votó 230-197 para llevar a juicio político a Trump por un artículo de abuso de poder. En una segunda votación, la mayoría de la Cámara avaló 229-198 llevarlo también a juicio por obstrucción a la investigación hecha por el Congreso. La votación fue casi completamente motivada por afiliaciones políticas y no por un deber constitucional.

Donald Trump aceptó que tuvo llamadas con Zelensky sobre la familia Biden y el cese de ayuda financiera, pero Trump asegura que él no cometió ningún crimen, que actuó éticamente, y dentro sus derechos como presidente.

Debate de cargos contra Trump durará 6 horas
La Cámara de Representantes sometió a votación el pliego de cargos del juicio político. (Tia Dufour/Casa Blanca/Europa Press)

Los demócratas presentaron en las audiencias a varios testigos que no aportaron datos convincentes, y la investigación permaneció inconclusa. Además consideran innecesario que testifique el denunciante que filtró el escándalo a los medios. Pero sería ilógico que no declare quien primero notó irregularidades en la conducta del presidente Trump.

La Casa Blanca reveló las transcripciones de las llamadas con el Presidente Ucraniano, y al parecer no hubo irregularidades.

En mayo 2014, durante la administración Obama-Biden, Hunter Biden se unió a la mesa directiva de la compañía ucraniana, Burisma. Un año después el Vicepresidente Biden fue a la capital ucraniana para pronunciarse en contra de la corrupción burocrática en el país.

En el mismo mes, Biden amenazó retener un préstamo de mil millones de dólares si el gobierno ucraniano no despedía al fiscal, Viktor Shokin, quien investigaba a Burisma desde 2012.

Son dos casos muy similares en su esencia pero fueron manejados de manera muy distinta.

En el caso de Biden, es obvio que hubo un conflicto de interés. En una entrevista con ABC News, Hunter Biden fue cuestionado sobre si su apellido tuvo algo que ver con su posición en la mesa directiva en Burisma. A lo que respondió afirmando que “no creo que hayan pasado muchas cosas en mi vida si mi apellido no fuera Biden.”

Partidista y sin mérito

Un proceso de esta magnitud contra el presidente Trump recibió grandes críticas, la mayoría por parte del partido republicano y varios movimientos derechistas conservadores.

El representante Rick Allen del estado de Georgia dijo lo siguiente acerca de la acusación de Donald Trump: “Hoy por tercera vez en la historia de nuestra nación un Presidente será acusado. Esta será la primera vez, sin embargo, que la acusación es completamente partidista y sin mérito.” Este es el sentimiento general en el partido republicano y el movimiento conservador.

Los republicanos están convencidos que los Demócratas no han presentado la evidencia suficiente para poder proceder con el proceso de acusación. Muchos dicen que es precedente para otras acusaciones falsas y que va en contra de los valores que representa la democracia Americana.

Cámara Baja formaliza proceso para juicio político a Trump
Pelosi presidió la votación de la Cámara que formalizó el proceso para la investigación de juicio político. (Shawn Thew/EFE)

Por otra parte los demócratas han convencido a sus miembros de que Trump cometió actos ilegales y corruptos. Nancy Pelosi, portavoz y líder de la Cámara de Representantes, dijo durante el debate del miércoles 18 de diciembre que “sus acciones (las de Trump) desafían la visión de nuestros fundadores y el juramento del cargo que hace para preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos”.

Pelosi encabeza este movimiento en contra del presidente junto con Chuck Schumer en el Senado.

Ahora hablemos del Senado, actualmente, controlado por los republicanos. Por ello, para los demócratas lograr expulsar de la Presidencia a Trump, necesitan que dos tercios del Senado voten a favor de esto una vez que ocurra el juicio a principios del año que entra. Pero los números no alcanzan y, por ende, será casi imposible el suceso.

Los demócratas están consientes de esto. Entonces la pregunta es ¿por qué tanto empeño en acusarlo? La teoría más aceptada en la derecha es que quieren minar su campaña de reelección para el 2020, pero la retórica del partido indica que es por un deber legal y constitucional.

Está claro que la acusación de Donald Trump tendrá trascendencia política e histórica.

Sin precedentes

Esta será la tercera vez en la historia de los Estados Unidos que un presidente se enfrenta a un impaechment. El primer presidente en pasar por este proceso fue Andrew Johnson en el año 1868 por despedir al Secretario de Guerra sin consultar al Senado. El siguiente fue Bill Clinton en 1998 por mentir bajo juramento sobre una relación extramarital.

La acusación del Presidente Trump no tiene precedente alguno. Es la primera vez en la historia de los Estados Unidos que una acusación es completamente motivada por una ideología política.

Los demócratas de EEUU respaldan a la nueva versión del T-MEC
Tercera vez en la historia de los Estados Unidos que un presidente se enfrenta a un impeachment. (Shawn Then/EFE)

Sin duda alguna, el partido demócrata no ha presentado la evidencia suficiente como para llevar a cabo un proceso de tal envergadura. Washington está utilizando la impugnación de la acusación para distraer a la gente de una gran cantidad de controversias que se están gestando en el resto de los Estados Unidos.

Por ejemplo, los demócratas y republicanos acaban de introducir un proyecto de gastos de $1.4 trillones de dólares que incluye cosas tan absurdas como el incremento de la edad para poder adquirir tabaco de 18 a 21 años, así como el financiamiento para investigar sobre el control de armas a través del Centro de Control y Prevención de Enfermedades por sus siglas en inglés el CDC, entre muchas otras cosas.

También recientemente, el Washington Post filtró varios documentos que revelan que el gobierno ha estado mintiendo y engañando al público sobre la guerra de Afganistán.

Este caso será uno que definirá la lucha de ideas que ocurre en Washington. Independientemente del veredicto, sin duda alguna, marcará un antes y un después en la era Trump.

Andrés Clemente Díaz, 15 años, residente de Texas de ascendencia mexicana. Estudiante de High School en El Paso. Mi interés en la política empezó con la elección presidencial americana del 2016. Al principio mis opiniones eran más parecidas a las del típico hijo de migrantes, creía que Trump y los republicanos eran racistas y anti-mexicanos. Y esa es la narrativa que los medios inculcaron en mí. Pero estudié las ideologías de los republicanos extensivamente y salí bastante sorprendido. Estas son idénticas a las que representan la cultura latina, basadas alrededor de la familia y el cristianismo. Dentro de mis planes a futuro está estudiar periodismo y ejercerlo responsablemente, basado en la investigación pero sobre todo en la verdad.

Ver más