Últimas 15minutos

"No vamos a controlar la pandemia sino formas de mitigarla", admitió la Casa Blanca

Al menos 5 personas del entorno del vicepresidente Pence dieron positivo

Este es el segundo brote de la pandemia de COVID-19 que se registra en la Casa Blanca en un mes (EFE/EPA/Yuri Gripas)

15 minutos. La Casa Blanca admitió este domingo que Estados Unidos (EEUU) no podrá "controlar la pandemia" por lo "contagiosa" que es la COVID-19, en un cambio respecto a su tradicional postura de minimizar la gravedad de la crisis.

"No vamos a controlar la pandemia, vamos a controlar el hecho de que consigamos vacunas, terapias y otras formas de mitigarla". Así lo aseguró Mark Meadows, el jefe de gabinete del presidente, Donald Trump, durante una entrevista con la cadena CNN.

Cuando le preguntaron por qué no se puede controlar la pandemia, Meadows respondió: "porque es un virus contagioso, igual que la gripe". También añadió que están intentando contenerla.

Los comentarios del representante de la Casa Blanca llegan un día después de que Trump insistiera en que EEUU está "pasando página" a lo peor de la pandemia y que los datos sobre la incidencia en su país son "increíbles". De hecho, dijo que un repunte en los casos no es algo por lo que alarmarse.

El nuevo brote de la pandemia de COVID-19 en la Casa Blanca afecta al menos a 5 personas del entorno del vicepresidente, Mike Pence. Sin embargo, él planea mantener intactos sus planes de viaje para hacer campaña electoral. La decisión ha generado polémica en el país.

Además de los contagios del jefe de gabinete de Pence, Marc Short; y su asesor político, Marty Obst, confirmados la noche del sábado por fuentes oficiales, al menos otras 3 personas de la oficina del vicepresidente dieron positivo por la enfermedad. Así lo indicaron este domingo el diario The New York Times y la cadena CNN.

Pence dio negativo en sus pruebas de COVID-19 este sábado, al igual que su esposa Karen. Por ello, planea seguir adelante con sus viajes de campaña a 9 días de las elecciones presidenciales en EEUU. Incluyen una visita este domingo a Carolina del Norte y otra el lunes a Minesota, según su oficina.

Esa decisión se ha tomado a pesar de que Pence se considera un contacto cercano de su jefe de gabinete y de que la semana pasada viajó con Obst. Este participó el 15 de octubre en un acto de recaudación de fondos en Florida al que también asistió el presidente Trump.

Hay preocupación

"Anoche hablé con el vicepresidente a medianoche, y puedo decirles que va a llevar mascarilla y va a mantener la distancia social. Cuando vaya a hablar (en sus mítines) se quitará su mascarilla y luego se la volverá a poner", dijo Meadows para CNN.

"Obviamente, estoy preocupado por la posibilidad de que esto pueda afectar a todo el mundo, no solo al vicepresidente", admitió después Meadows en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Meadows y la oficina de Pence aseguran que la unidad médica de la Casa Blanca ha dado "luz verde" al vicepresidente para que mantenga sus viajes de campaña. Sin embargo, ningún doctor de la residencia presidencial confirmó hasta ahora este hecho.

Según The New York Times, Meadows intentó este sábado mantener en secreto la información sobre los positivos en la oficina de Pence. El funcionario justificó esa postura este domingo. "Compartir información personal no es algo que debamos hacer a no ser que sea el presidente o el vicepresidente", dijo.

Aparte de los casos de Short y Obst, las otras 3 personas que han dado positivo en la oficina de Pence no han sido identificadas públicamente. El resto de asesores del vicepresidente están "asustados" por el tema, según CNN.

Este es el segundo brote de la pandemia de COVID-19 que se registra en la Casa Blanca en un mes. El primer foco ocurrió a principios de octubre y contagió a casi 30 personas, incluidos el propio Trump, su esposa Melania, varios senadores y la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

La Casa Blanca apenas cambió sus protocolos para hacer frente a la pandemia tras el incidente. Trump y Pence retomaron enseguida los mítines ante cientos de personas, en los que apenas se mantiene la distancia social y se usan pocas mascarillas.

Récord de casos en EEUU

EEUU alcanzó el viernes un récord diario de nuevos contagios, con más de 85.000 en apenas 24 horas. El sábado rozó esa marca con 83.178, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Casi 8,6 millones de estadounidenses se han contagiado de la enfermedad desde que comenzó la pandemia. Se espera que este domingo se supere la barrera de 225.000 muertos por esa causa, más que en ningún otro país.

El nuevo repunte de casos afecta sobre todo al medio oeste y a los estados que atraviesan las Montañas Rocosas, incluidos algunos territorios que serán clave en las elecciones del 3 de noviembre, como Wisconsin u Ohio.

Trump atribuyó este sábado ese auge al número de pruebas que se hacen en su país. Además, consideró "estúpido" que se sigan haciendo tantos tests de COVID-19, porque eso "da algo de qué hablar a los medios de comunicación" antes de las elecciones.

Los expertos no están de acuerdo con el argumento de Trump de que los casos suben simplemente porque se hacen más tests. Esa lógica no tiene en cuenta el hecho de que el porcentaje de pruebas que dan positivo ha subido más de un punto porcentual desde comienzos de octubre, hasta el 5,8 % actual.

Ver más