Últimas 15minutos

Neoyorquinos reciben con entusiasmo al famoso árbol del Rokefeller Center

La primera ceremonia formal del encendido de las luces se desarrolló en 1933, y la tradición se ha mantenido desde entonces con algunas variaciones

El árbol de abeto de Noruega de 77 pies de altura se encenderá para la temporada de vacaciones el próximo mes (JUSTIN LANE/ EFE)

15 minutos. Cientos de neoyorquinos recibieron este sábado, con entusiasmo y aplausos, al abeto de Noruega que arribó al Rockefeller Center para ser su árbol de Navidad este año.

El encendido de este tradicional evento está previsto para el 4 de diciembre.

Ese esperado evento marca tradicionalmente el inicio oficial de la Navidad en la gran manzana y acuden cada año miles de personas, tanto neoyorquinos como turistas.

Los asistentes esperan horas en el lugar para no perder ese momento del encendido del árbol, considerado el más famoso del mundo.

El árbol, que fue el centro de atención este sábado y objeto de vítores y decenas de fotos, llegó al centro comercial en Manhattan, frente a la catedral San Patricio, tras recorrer 96,5 kilómetros desde el patio del hogar de Carol Schultz, de 79 años, al norte del estado.


Los trabajadores levantan el árbol de Navidad del Rockefeller Center 2019 (JUSTIN LANE/ EFE)

El abeto 88

Este nuevo abeto es el número 88 que se coloca en el Rockefeller Center.

Schultz recordó que el árbol medía cuatro pies (1,2 metros) cuando llegó a su hogar en 1959, en villa de la Florida, en el condado de Orange.

Inicialmente, lo colocó sobre una mesa de café y luego lo sembró frente a su casa, hasta que fue cortado el pasado jueves.

El pequeño árbol se convirtió en un robusto abeto de 77 pies de alto (23,4 metros) y 14 toneladas e hizo realidad el sueño de su dueña de que fuera elegido para decorar el Rockefeller Center.

Schultz ya había postulado el árbol en el 2010.


Es el árbol número 88 que se coloca en el Rockefeller Center (@SFNet_National)

"Resultó ser un árbol magnífico. Es tan hermoso, tiene una forma perfecta y estoy feliz de compartirlo con todos", dijo Schultz a la prensa local, tras acompañar al abeto en su viaje a la ciudad.

"Parece mucho más alto aquí que en casa, no puedo creer que estuviera en mi patio. Me alegra que todos puedan ver cuán hermoso es", afirmó con orgullo.

La decoración

El gigantesco abeto será decorado con más de 50.000 luces de colores y coronado con su estrella de Swarovski.

Este árbol se caracteriza por ser un gran atractivo turístico. Estará encendido hasta el 14 de enero recibiendo a sus visitantes.

En 1931, trabajadores de la construcción colocaron, por primera vez, un árbol de Navidad en el sitio donde se estaba levantando el Rockefeller Center.

La primera ceremonia formal del encendido de las luces se desarrolló en 1933, y la tradición se ha mantenido desde entonces con algunas variaciones.

Ver más