Últimas 15minutos

Médico de Biden: se encuentra "en condiciones" para "cumplir con éxito" sus obligaciones

Radiografías realizadas en las pruebas al inquilino de la Casa Blanca determinaron que tiene artritis en la columna y daños "de moderados a severos" por el desgaste normal debido a su edad

Los estudios descartaron evidencias de daños cerebrovasculares o enfermedades como el Parkinson (EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS / POOL)

15 minutos. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se encuentra "en condiciones" para "cumplir con éxito sus obligaciones", según indicó su médico después de que el mandatario se sometió a su examen físico anual.

Biden visitó este viernes, un día antes de cumplir 79 años, el Centro Médico Walter Reed para someterse a una colonoscopia y realizarse un examen rutinario.

El médico del presidente, Kevin O'Connor, afirmó tras ello que Biden se mantiene "sano y vigoroso" para desarrollar sus tareas, según un informe publicado por la Casa Blanca.

En el mismo, O'Connor señaló 2 áreas en las que se requerían estudios de "observación", una "frecuencia y gravedad cada vez mayor de carraspeo y tos durante los discursos", y un andar "perceptiblemente más rígido y menos fluido que hace más o menos un año".

Radiografías realizadas en las pruebas al inquilino de la Casa Blanca determinaron que tiene artritis en la columna y daños "de moderados a severos" por el desgaste normal debido a su edad.

Esto, según el médico, no requiere tratamiento concreto al no ser demasiado grave y justifica la rigidez en su caminar.

"Un examen neurológico detallado ha sido tranquilizador", detalló O'Connor.

Afirmó que los estudios descartaron evidencias de daños cerebrovasculares o enfermedades como el Parkinson, recoge la cadena estadounidense CNN.

Por otro lado, el presidente tiene hernia de hiato, lo que le provoca reflujo y podría explicar su carraspeo más frecuente, destacó su médico.

Historial médico

O'Connor se refirió también al historial sanitario del presidente, cuyo evento médico más importante ha sido un aneurisma cerebral en 1988, cuando servía en el Senado. Durante la cirugía, los médicos encontraron un segundo aneurisma que no había sangrado, y que también trataron.

Mientras estaba en el hospital después de esa intervención, Biden sufrió una trombosis venosa profunda y una embolia pulmonar, lo que supuso que le insertasen un "filtro de vena cava inferior", que evitaría que futuros coágulos de sangre llegaran al corazón y los pulmones, y lo trataron con un anticoagulante oral durante varios meses.

Al mandatario también le extirparon la vesícula biliar en 2003, de acuerdo a su médico, que apuntó a múltiples cirugías y tratamientos físicos para lesiones ortopédicas y medicina deportiva, mientras el presidente se enfrentó también a varias lesiones de cáncer de piel.

Biden, la persona de mayor edad que ha sido elegida para el cargo, dijo tras salir de las pruebas que se sentía "bien".

Reivindicó que este viernes tuvo "un gran examen físico" y "una gran votación en la Cámara de Representantes", en referencia a la aprobación de la partida extraordinaria de gasto social.

Además del examen de rutina, el presidente se sometió a anestesia para una colonoscopia durante la cual los médicos extirparon un pólipo benigno.

Este proceso obligó a transferir brevemente el poder a la vicepresidenta, Kamala Harris.

Ver más