Últimas 15minutos

Líder republicano espera que juicio a Trump termine antes de 2020

Hacen falta dos tercios de los votos del Senado para expulsar a Trump de su cargo, lo que es improbable porque los republicanos controlan la mayoría en esa cámara

Mitch McConnell sostiene que Pelosi, podría aprobar artículos para un procedimiento legal contra Trump cerca del 28 de noviembre (Shawn Thew/EFE)

15 minutos. El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, espera que si hay un juicio político al presidente Donald Trump, este concluya antes del 2020.

La afirmación de McConnell tuvo lugar durante un almuerzo con sus colegas, durante el cual también aseguró comentó que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, podría aprobar artículos para un procedimiento legal contra Trump cerca del 28 de noviembre.

Además, agregó que de ser así, el senado puede comenzar el juicio político de inmediato y concluirlo antes de Navidad. Así lo dieron a conocer los diarios Político y The Washington Post con base en información suministrada por los asistentes al almuerzo.

"Él cree que los demócratas están de acuerdo en que no hay que alargar esto durante cinco semanas", dijo uno de los consultados por Político.

Por su parte, el senador republicano Kevin Cramer considera maravilloso que esto suceda entre Acción de Gracias y Navidad “porque no hay nada que motive más a los senadores que la fecha límite de las próximas vacaciones”.

La potestad de interrumpir el juicio a Trump, incluso antes de 2020, estaría en manos de su partido.

Para enviar cargos acusatorios contra Donald Trump desde la Cámara de Representantes hacia el Senado basta una mayoría simple (218 votos) y los demócratas ocupan 235 escaños.

Una vez allí, el panorama se complica: harían falta dos tercios de los votos para expulsar a Trump. Algo improbable porque los republicanos controlan la mayoría de los curules en esta cámara.

McKinley testifica

La investigación, encabezada por los demócratas, prosiguió este miércoles con el testimonio a puerta cerrada de Michael McKinley.

Este diplomático fungió como asesor del Secretario de Estado Mike Pompeo
hasta la semana pasada.

Según Político, McKinley decidió dimitir porque las revelaciones sobre Ucrania lo alarmaron profundamente.

También habría apuntado la consideración de que el Departamento de Estado no hizo lo suficiente para proteger a la exembajadora en ese país Marie Yovanovitch.

Ver más