Últimas 15minutos

Legisladores piden regular mercado de criptomonedas en EEUU tras el colapso de FTX

Tanto demócratas como republicanos del Senado se mostraron a favor de aumentar la supervisión del mercado de criptodivisas, aunque reconocen que hay un vacío de conocimiento sobre el funcionamiento de esta tecnología

El pasado 11 de noviembre, la plataforma FTX, se declaró en bancarrota después de que una gran cantidad de clientes se apresuraran a retirar sus fondos (EFE/Lenin Nolly)

15 minutos. Varios legisladores del Senado de Estados Unidos abogaron este jueves por regular el mercado de las criptomonedas a la vista del colapso de la plataforma FTX, cuyo derrumbe ha provocado pérdidas de valor de varias criptodivisas.

En una comparecencia en la Cámara Alta, que todavía continuaba al mediodía de este jueves, los senadores Debbie Stabenaw (demócrata) y John Boozman (republicano) defendieron su propuesta de una ley para dar más autoridad a la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) para regular productos digitales.

El presidente de la CFTC, Rostin Behnam, quien fue interrogado en la comparecencia, señaló que esta ley hubiera servido para prevenir muchos de los comportamientos por parte de FTX y sus empresas afiliadas que finalmente llevaron a su colapso.

"Estamos aquí porque muchos estadounidenses han invertido en un producto nuevo y probablemente van a perder dinero porque los mercados de productos digitales no disfrutan de las protecciones básicas (…) que hacen de los mercados financieros estadounidenses la envidia del mundo", dijo Behnam durante su declaración inicial.

Mayor supervisión

Durante la audiencia, miembros tanto demócratas como republicanos del Senado se mostraron a favor de aumentar la supervisión del mercado de criptodivisas, aunque reconocieron que hay un vacío de conocimiento sobre el funcionamiento de esta tecnología que hace complicado avanzar rápidamente en este ámbito.

Algunos republicanos, de hecho, llegaron a proponer la prohibición (al menos temporal) de las criptomonedas en Estados Unidos, algo a lo que Behnam se opuso ya que "las criptomonedas seguirían existiendo en el extranjero, y sus riesgos acabarían volviendo a nosotros de alguna manera".

Por su parte, algunos demócratas, como el senador por Illinois Dick Durbin, se mostraron escépticos de que una oficina relativamente pequeña como es la CFTC (vista a veces como la versión "suave" de la Comisión del Mercado de Valores estadounidense, la SEC) pueda regular un mercado tan amplio.

Bróker, prestamista y custodio

Una de las características específicas del modelo de negocio de FTX más criticadas por el responsable de la CFTC fue el hecho de que la plataforma funcionaba como bróker, prestamista y custodio del dinero de sus clientes, algo que no ocurre en los sistemas financieros tradicionales.

Behnam argumentó que con la legislación propuesta por Stabenaw y Boozman se hubieran evitado las presuntas ilegalidades en que incurrieron FTX y muchas de sus empresas afiliadas, y citó el caso de LedgerX, una filial estadounidense bajo supervisión de la CFTC que no se ha visto tan afectada por la crisis y podrá pagar a sus clientes.

El responsable de la oficina aseguró que las normas que regulan LedgerX en Estados Unidos son la base de la legislación que proponen para supervisar el mercado de las criptodivisas.

Debacle de FTX

El pasado 11 de noviembre, la plataforma FTX, que llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares, se declaró en bancarrota después de que una gran cantidad de clientes se apresuraran a retirar sus fondos, lo que provocó una crisis de liquidez.

Su fundador y hasta entonces máximo responsable, Sam Bankman-Fried, una de las caras más reconocibles del negocio de las criptomonedas, dimitió, tras lo que designaron una nueva directiva liderada por el experto en bancarrotas John Jay Ray III.

Ray y los abogados de la nueva directiva sostienen que una "cantidad sustancial" de los activos de la compañía podrían haber sido robados o están desaparecidos.

Los nuevos gestores también han denunciado que la empresa tenía una "ausencia total de controles corporativos" y una falta de "información financiera fiable".

El periódico The Wall Street Journal, citando fuentes anónimas, aseguró este miércoles que el Departamento de Justicia y la SEC se encuentran investigando a la compañía.

Ver más