Últimas 15minutos

Laura finalmente tocó tierra en Luisiana pero se debilitó

Entró al país poco después de la 1:00 (hora local) en la localidad de Cameron, situada a unos 220 kilómetros de la ciudad texana de Houston

En previsión de posibles estragos, las autoridades de Luisiana y Texas ordenaron la evacuación de más medio millón de personas (EFE/EPA/Dan Anderson)

15 minutos. El huracán Laura tocó tierra este jueves de madrugada en las costas de Luisiana y lo hizo como un "extremadamente peligroso" ciclón de categoría 4, en la escala de 5 de Saffir-Simpson, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos (EEUU). Sin embargo, rebajó el ciclón a categoría 3 y posteriormente a 2.

La tormenta entró al país poco después de la 1:00 (hora local) en la localidad de Cameron, situada a unos 220 kilómetros de la ciudad texana de Houston.

Los meteorólogos estimaron que soplaba con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora (km/h), si bien horas después cayó hasta los 195 km/h y 175 km/h, convirtiéndolo en huracán de categoría 2.

El centro del huracán se encuentra en este momento a 70 kilómetros al norte de Lake Charles.

"Laura está avanzando sobre tierra en el suroeste de Luisiana. ¡PÓNGANSE A CUBIERTO AHORA! Considere estos vientos extremos inminentes como si se acercara un tornado y vaya de inmediato al sitio seguro en su refugio. ¡Actúe ahora para proteger su vida!", alertó el NHC en uno de sus boletines iniciales.

El director del centro, Ken Graham, se dirigió en un video a los residentes de la zona. "Es demasiado peligroso estar ahí afuera, espero que no estén allí, espero que hayan evacuado".

El CNH pronosticó un "rápido debilitamiento" en tierra, planteando incluso que Laura quede degradada a tormenta tropical a lo largo de este mismo jueves en Luisiana.

Alertas por Laura en Luisiana

En previsión de posibles estragos, las autoridades de Luisiana y Texas ordenaron la evacuación de más medio millón de personas.

El CNH había advertido que puede ser "imposible sobrevivir" a la potencia de la tormenta. Preveía "daños catastróficos" a lo largo de 200 kilómetros de costa, donde el mar podría comerse hasta 60 kilómetros de tierra.

En las redes sociales, abundan los mensajes sobre la llegada de Laura a Luisiana.

Ver más