Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las cuentas de SVB y Signature fueron avaladas por la firma KPMG hace pocos días

Las auditorías fueron para el ejercicio 2022, por lo que KPMG no estaba revisando las cuentas para el periodo actual en el que se han desarrollado los problemas

Los posibles errores de KPMG previsiblemente formarán parte de la investigación anunciada este lunes por la Reserva Federal sobre su propia supervisión de SVB (EFE/EPA/JUSTIN LANE)

15 minutos. La consultora KPMG dio el visto bueno a las cuentas de los bancos recientemente quebrados Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank en sendas auditorías realizadas respectivamente hace 14 y 11 días, según informó este lunes The Wall Street Journal.

Las auditorías fueron para el ejercicio 2022, por lo que KPMG no estaba revisando las cuentas para el periodo actual en el que se han desarrollado los problemas, pero entre sus funciones está señalar los riesgos y otros asuntos relevantes al cierre contable, indica el diario.

SVB tuvo un pico de depósitos en el primer trimestre de 2022 y estos cayeron un 13 % en los últimos nueve meses del año. En el ejercicio actual, divulgó el pasado 8 de marzo que los clientes estaban “quemando efectivo” a un nivel alto que se “incrementó más en febrero”, agrega.

Los posibles errores de KPMG previsiblemente formarán parte de la investigación anunciada este lunes por la Reserva Federal sobre su propia supervisión de SVB, con fecha de publicación prevista el 1 de mayo, y de las demandas que han empezado a interponer los clientes.

La consultora dijo al Journal que no puede comentar sobre auditorías específicas por cuestiones de confidencialidad, pero en su defensa declaró que no es responsable de los acontecimientos posteriores a sus análisis de cuentas.

El SVB anunció el pasado miércoles que buscaba una ampliación de capital para atajar dificultades financieras, lo que llevó a muchos depositarios a retirar sus fondos creando uno de los mayores pánicos bancarios en una década: el jueves intentaron sacar 42.000 millones de dólares, según indicó a los reguladores.

Efecto dominó

Como consecuencia, las autoridades cerraron e intervinieron el banco el pasado viernes por falta de liquidez.

Signature Bank, que tiene menos activos que SVB, también resultó víctima de “pánico bancario” la semana pasada y terminó cerrado e intervenido por los reguladores este domingo.

El Gobierno de EEUU, el regulador bancario (FDIC) y el banco central presentaron el domingo un plan de emergencia para proteger los depósitos de ambas entidades y dijeron que los clientes podrían sacar su dinero este lunes.

Aun así, el temor a una crisis financiera ha lastrado al sector bancario en EEUU y otros mercados, con fuertes caídas en bancos regionales como First Republic Bank, que este lunes perdió casi el 62 % de su valor, y cuyas cuentas también auditadas por KPMG, indica el Journal

Más vistas