Últimas 15minutos

La pandemia redujo la esperanza de vida en EEUU hasta los 77,3 años de edad, unos 1,5 años menos

Quienes experimentaron la mayor caída fueron los latinos, con una baja de 81,8 años a 78,8 años; y los afroamericanos, de 74,7 a 71,8 años

Los datos del Gobierno también indican que las muertes por homicidio, diabetes y enfermedades del hígado -que son una señal de abuso de alcohol- aumentaron durante las cuarentenas (EFE/EPA/Peter Foley)

15 minutos. La pandemia de la COVID-19 provocó que la esperanza de vida se reduzca en Estados Unidos (EEUU) un año y medio, con una pérdida de 3 años en el caso de los latinos y de 2,9 años para los afroamericanos, según informó este miércoles el Gobierno.

Los datos provisionales del Centro Nacional para Estadísticas de la Salud, que forma parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), muestran la mayor disminución en la esperanza de vida de EEUU en un año desde 1943.

La expectativa promedio de vida para toda la población en 2020 fue de 77,3 años, un nivel que no se registraba desde 2003.

En el caso de las mujeres, bajó de de 81,4 años en 2019 a 80,2 años en 2020. Para los hombres, la esperanza de vida pasó de 76,3 en 2019 a 74,5 en 2020.

Quienes experimentaron la mayor caída en la esperanza de vida fueron los latinos, con una baja de 81,8 años a 78,8 años. Entre los hombres hispanos, la expectativa de vida bajó de 79 a 75,3 años.

La expectativa de vida de los afroamericanos bajó de 74,7 a 71,8 años. Entre ellos, la expectativa de vida de los hombres disminuyó de 71,3 a 68 años.

El informe señala que la COVID-19 redujo al 90 % la esperanza de vida de los latinos. Esto, comparado con el 67,9 % en la reducción de expectativa de vida de los blancos y el 59,3 % en la de los afroamericanos.

La causas principales de muertes siguen siendo las enfermedades cardíacas y el cáncer. Sin embargo, la pandemia provocó la muerte de 385.201 personas en el país, según los CDC, afectando la esperanza de vida.

Otras causas relacionadas

Además, el coronavirus provocó que aumentaran también los fallecimientos por otras razones.

En ese sentido, el año pasado 93.000 personas murieron por sobredosis de medicamentos, un fenómeno que se intensificó durante las cuarentenas, con 20.000 muertes más que en el año anterior.

Casi 70.000 de las muertes por sobredosis fueron el resultado de opioides naturales o sintéticos.

Los datos del Gobierno también indican que las muertes por homicidio, diabetes y enfermedades del hígado -que son una señal de abuso de alcohol- aumentaron durante las cuarentenas y suspensiones de actividades por la pandemia.

El informe muestra que la tasa total de fertilidad -esto es el número de hijos que se espera que una mujer tenga - disminuyó el año pasado a 1,64. Se trata del nivel más bajo desde la década de 1930 cuando se comenzó a observar este indicador.

Además, los nacimientos disminuyeron sustancialmente en diciembre, cuando debían nacer los bebés concebidos en marzo y abril, una señal de que las parejas pueden haber postergado sus planes de procreación debido al inicio de la pandemia.

Ver más