Últimas 15minutos

La ley que podría aguarle la fiesta a los republicanos

El Congreso de Estados Unidos investigará si los conservadores han utilizado de manera indebida recursos del Estado

Demócratas denuncian el uso de la Casa Blanca para actos de la Convención Republicana (Michael Reynolds/EFE)

15 minutos. La línea que separa los actos de Gobierno de los partidistas cada vez es más difusa para la Administración de Donald Trump y eso pudo evidenciarse en el segundo día de la Convención Republicana.

Los demócratas denunciaron al Gobierno de Trump por la violación de la Ley Hatch, que prohíbe la utilización de lugares del Estado para eventos partidistas.

La Ley, promulgada en 1939 y que lleva el nombre del senador Carl Hatch, es una norma anticorrupción que prohíbe a todos los funcionarios del Gobierno, a excepción del presidente, usar dinero y cualquier propiedad del Estado en tareas partidistas.

Trabajar para el pueblo

A esta denuncia se suma la inédita participación de un secretario de Estado en una convención.

El evento mostró un discurso de Mike Pompeo en un video pregrabado desde Jerusalén, donde realiza una visita oficial.

Las denuncias de los demócratas se dirigen especialmente hacia Chad Wolf, el secretario interino de Seguridad Nacional.

En el marco de la convención, Wolf participó junto a Trump en un acto en la Casa Blanca en el que ofrecieron la nacionalidad estadounidense a cinco inmigrantes.

"Se supone que el Gobierno debe trabajar para el pueblo, no solo para una persona y para eso tenemos la Ley Hatch", dijo el representante demócrata de Virginia, Don Beyer.

Escenario principal

Pero ese no fue el único acto que el partido republicano realizó en la Casa Blanca. El mandatario también participó en un acto en el que indultó a un ladrón de banco.

El presidente del subcomité de supervición e investigaciones de la Cámara de Representantes, Joaquín Castro, anunció una investigación para determinar si se había violado la Ley Hatch.

Representantes de la Administración de Trump le restaron importancia al asunto. "A nadie fuera del beltway (la carretera de circunvalación en torno a Washington DC) realmente le importa", dijo el jefe de Gabinete de la Casa Blanca.

El discurso de cierre de la jornada del martes estuvo a cargo de la primera dama, Melania Trump, quien habló desde la rosaleda de la Casa Blanca.

Se tiene previsto que el presidente Trump realice el discurso de aceptación desde la explanada sur de la residencia.

Más Vistas

Ver más