Últimas 15minutos

Evanston es la primera ciudad de EEUU en aprobar compensaciones para negros

El programa será sufragado a través de donaciones y a través de los ingresos que se obtienen por el impuesto del 3 % a la venta de marihuana para uso recreativo

Los activistas desean que la medida sea adopatada por el Gobierno Federal (Wikipedia)

15 minutos. La ciudad de Evanston, en Illinois, se convirtió esta semana en la primera en EEUU en aprobar un programa de pagos para sus residentes afroamericanos en compensación por la discriminación sufrida históricamente.

El consejo municipal de la ciudad, ubicada a las afueras de Chicago, destinará 10 millones de dólares los próximos diez años para financiar este plan.

Para poder acceder a la primera parte del programa, que incluye asistencia de hasta 25.000 dólares en efectivo o para reformas para la vivienda, los residentes deben probar haber vivido o ser descendientes de una persona afroamericana que vivió en Evanston entre 1919 y 1969 y haber sufrido discriminación por las políticas de vivienda en la ciudad.

El programa será sufragado a través de donaciones. Así como de los ingresos que se obtienen por el impuesto del 3 % a la venta de marihuana para uso recreativo.

"Teníamos que hacer algo radicalmente diferente para encarar la división racial que tuvimos en nuestra ciudad, que incluye opresión histórica, exclusión e inversión fuera de la comunidad negra", remarcó Robin Rue Simmons, concejala de la ciudad e impulsora de la iniciativa, en una entrevista el martes en la cadena CNN.

Daño a varios niveles

Además de Evanston, otras ciudades de EE.UU. consideran medidas similares, entre ellas Amherst (Massachusetts), Providence (Rhode Island); Iowa City (Iowa) y Asheville (Carolina del Norte).

Aunque la exigencia de reparaciones para la comunidad afroamericana se ha mantenido viva en la opinión pública, la ola de protestas tras la muerte bajo custodia policial de varios jóvenes afroamericanos como Breonna Taylor o George Floyd y el auge del movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan) ha revitalizado la petición de legislación al respecto en EEUU.

Dreissen Heath, activista por la justicia racial y miembro de Human Rights Watch en EE.UU., remarcó que "los gobiernos locales deberían seguir examinando su pasado racista y presentar el impacto que tuvo en las vidas de los negros".

"Las soluciones locales no son un reemplazo para las medidas federales, más bien un suplemento dado el daño infligido a varios niveles", precisó.

En este sentido, el presidente estadounidense, Joe Biden, está a favor de crear una comisión al respecto.

Ver más