Últimas 15minutos

Ciclo electoral en EEUU arranca con los "caucus" de Iowa

Las expectativas están tan altas porque a Iowa se le atribuye el poder de predecir quién llegará a la Casa Blanca

Se trata de un "juego de expectativas" en el que periodistas, políticos y asesores hacen sus apuestas (Matt Marton/EFE)

15 minutos. Los "caucus" de Iowa inauguran este lunes el proceso de primarias de Estados Unidos, en el que los votantes demócratas tendrán que decidir a quién proponen como candidato para enfrentarse al presidente Donald Trump, en las elecciones generales de noviembre.

Iowa, un océano de maizales en el medio oeste de EEUU, es crucial por ser el primero en el calendario, lo que le otorga un poder descomunal para encumbrar o hundir candidatos.

Se trata de un "juego de expectativas" en el que periodistas, políticos y asesores hacen sus apuestas, explicó a la prensa John J. Zogby, un reconocido experto en opinión pública. "Iowa es el estado que tiene la llave. Iowa pone las cosas sobre la mesa. Históricamente fue una parte extremadamente importante del proceso presidencial".

Iowa, oráculo y trampolín

Las expectativas están tan altas porque a Iowa se le atribuye el poder de predecir quién llegará a la Casa Blanca.

La prueba más reciente del poder de Iowa fue la victoria en 2008 de Obama, quien después de ganar a Clinton dejó de ser un senador desconocido y se convirtió en un candidato viable.

Nuevo Hampshire, el otro "primer" estado de las primarias

Después de Iowa, el 11 de febrero, le llegará el turno a Nuevo Hampshire, un estado del noreste de EEUU que se enorgullece de ser el primero en celebrar auténticas primarias, es decir, elecciones como tales en las que los ciudadanos utilizan urnas y ordenadores para votar.

Lo que hay en Iowa son asambleas en las que los vecinos, reunidos en gimnasios, escuelas, restaurantes e incluso domicilios particulares, debaten y deciden qué candidato es su favorito.

El voto latino de Nevada y el afroamericano de Carolina del Sur

Especialmente, los expertos están atentos para ver si los ganadores de Iowa y Nuevo Hampshire son capaces de cautivar a los votantes latinos de Nevada y afroamericanos de Carolina del Sur, ya que se considera que el apoyo de esas minorías será esencial para derrotar a Trump en noviembre.

El senador estadounidense Bernie Sanders se dirige a los partidarios durante el Concierto Beru Caucus en el Centro Celular de EEUU (Craig Lassing/EFE)

A nivel demográfico, Iowa y Nuevo Hampshire son estados casi completamente blancos; pero en Nevada el 27% de la población es latina y, en Carolina del Sur, un 30% son afroamericanos, de acuerdo a los datos del último censo de 2010.

Al final es una cuestión de matemáticas

No obstante, el proceso de primarias al final es una cuestión de matemáticas: ganará la nominación demócrata aquel aspirante que consiga hacerse con el respaldo de un mayor número de delegados en la convención del partido, en la que formalmente se designa al candidato.

En total, el Comité Nacional Demócrata (DNC) calcula que habrá 3.979 delegados en la convención de este año, con lo que los aspirantes deben ganar al menos 1.990 (el 50 % más uno) para asegurarse la victoria.

Concluidas las primarias, el objetivo serán las elecciones generales, ya fijadas para el 3 de noviembre.

Ver más