Últimas 15minutos

Pentágono defiende despido de capitán que alertó sobre brote de COVID-19 en buque

El despido del capitán generó fuertes críticas al Gobierno y más de 230.000 personas han firmado una petición para que le devuelva su puesto

Crozier escribió una carta a sus superiores donde pedía una acción decisiva para salvar las vidas de 4.865 tripulantes (Petty Officer 3rd Class Sean Lyn/EFE)

15 minutos. El Pentágono defendió este domingo su polémica decisión de despedir al capitán de un portaaviones que pidió ayuda a sus superiores para hacer frente a un brote de COVID-19 en su buque y cuya carta se filtró a los medios de comunicación.

Mientras, el diario The New York Times confirmó que el capitán Brett Crozier, alabado por la oposición demócrata, dio positivo por COVID-19.

Crozier hasta el jueves era el capitán del portaaviones nuclear Theodore Roosevelt atracado en el puerto estadounidense de Guam, en el Pacífico.

Su caso generó polémica después de que la Armada de Estados Unidos decidiera relegarlo de su cargo.

Esta controversia aumentó luego de que se filtraran videos en las redes donde cientos de hombres de la tripulación del buque le dieron una calurosa despedida.

El pasado martes, el capitán escribió una carta a sus superiores donde advertía que necesitaban una acción decisiva para salvar las vidas de los 4.865 miembros de su tripulación, de los que al menos 155 dieron positivo por COVID-19.

"No estamos en guerra. Los marineros no deben morir. Si no actuamos ahora, estamos fracasando a la hora de cuidar a nuestro activo más confiable: nuestros marineros", escribió Crozier.

Críticas del Gobierno

Sin embargo, su carta se filtró al diario The San Francisco Chronicle. Por ello, el secretario interino de la Armada, Thomas Modly, anunció su despido porque demostró "mal criterio" al enviar su misiva a tantas personas.

"Creo que el secretario interino Modly tomó una decisión muy dura, y es algo que yo apoyé", dijo el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper.

"Modly perdió la fe y la confianza en el capitán debido a sus acciones. Es otro ejemplo más de cómo los líderes tienen que rendir cuentas por sus acciones", agregó Esper.

El presidente de EEUU, Donald Trump, también criticó este sábado a Crozier. El mandatario opinó en una rueda de prensa que "no es apropiado" que escribiera una carta y que esta se difundiera por todas partes, porque "no estaba en una clase de literatura".

Controversia en Estados Unidos

Sin embargo, el despido del capitán generó fuertes críticas al Gobierno, y más de 230.000 personas firmaron una petición para que le devuelvan su puesto.

Más de 230.000 personas han firmado la petición para que le devuelvan su cargo al capitán (Captura de pantalla/Change.org)

"Creo que se acerca a lo criminal, la forma en que están lidiando con este tipo. Creo que deberían recompensarlo en vez de despedirlo", afirmó el exvicepresidente estadounidense Joe Biden, el favorito en la carrera demócrata a la presidencia.

Casi mil miembros de la tripulación del Roosevelt desembarcaron esta semana en una base naval en Guam. Igualmente, otros 1.500 abandonaron el barco este fin de semana para pasar una cuarentena en hoteles de la isla, tras dar negativo en la prueba del coronavirus.

Esper confirmó que se hizo la prueba a casi la mitad de la tripulación y que 155 dieron positivo hasta ahora, aunque no ha sido necesario hospitalizar a nadie.

Crozier, que comenzó a mostrar síntomas de la enfermedad antes de abandonar el barco, se encuentra aislado en la base naval de Guam. Tras superar la cuarentena será reasignado a la sede del mando del Pacífico de las Fuerzas Aéreas de la Armada, en San Diego, de acuerdo con la Armada.

Ver más