Últimas 15minutos

Demanda a Johnson & Johnson por crisis de opiáceos en Nueva York se pagará con US$ 230 millones

El pacto implica que la empresa suspenderá en todo el país la fabricación y venta de estos productos altamente adictivos

La fiscal interpuso en marzo de 2019 una extensa demanda a varias fabricantes y distribuidoras (Pixabay)

15 minutos. La farmacéutica Johnson & Johnson acordó pagar 230 millones de dólares al estado de Nueva York para resolver una demanda de la Fiscalía por su responsabilidad en la crisis de los opiáceos en Estados Unidos (EEUU).

Según anunció este sábado la fiscal general neoyorquina Letitia James, el pacto implica que Johnson & Johnson suspenderá en todo el país la producción y venta de sus productos opiáceos, que son altamente adictivos, y que haga pagos a ese estado durante 9 años.

La fiscal interpuso en marzo de 2019 una extensa demanda a varias fabricantes y distribuidoras. Este acuerdo con Johnson & Johnson se produjo unos días antes de que comience el juicio.

En un comunicado aparte, la empresa subrayó que quedará fuera del proceso de la Fiscalía neoyorquina, que comienza en un tribunal del condado de Suffolk el lunes, pero sigue enfrentando demandas en otros puntos del país.

"La epidemia de los opiáceos ha destrozado innumerables comunidades en el estado de Nueva York y el resto de la nación, dejando adictas a los peligrosos y mortales opioides a millones de personas", declaró James en la nota.

Se calcula que en las 2 últimas décadas, esta crisis ha matado a casi medio millón de estadounidenses.

"Johnson & Johnson ayudó a alimentar este incendio, pero hoy se comprometen a dejar el negocio de los opiáceos no solo en Nueva York, sino en el país entero. Los opiáceos ya no serán fabricados o vendidos en EEUU por Johnson & Johnson", agregó.

Trato mayor

La farmacéutica desarrolló 2 fármacos "diseñados para ayudar a pacientes que padecen dolor". Lo hizo bajo los nombres comerciales de Duragesic y Nucynta. Aseguró que han supuesto "menos del 1 % del total de prescripciones" de opiáceos en EEUU desde su lanzamiento.

La Fiscalía indicó que la compañía deberá pagar a Nueva York buena parte de la compensación monetaria, unos 130 millones, tan pronto como en febrero de 2022. En concreto, si el estado aprueba legislación para crear un fondo compensatorio por la epidemia.

El dinero del acuerdo financiará la prevención, el tratamiento y la educación contra los opiáceos. Mientras, la Fiscalía lleva al tribunal al resto de las acusadas en la demanda esta semana.

Según The Wall Street Journal (WSJ), las autoridades locales y estatales de EEUU -que han demandado a esas empresas por su papel en la crisis de los opiáceos- están negociando un acuerdo de más de 26.000 millones de dólares para cerrar el caso.

En las negociaciones participan las empresas McKesson, AmerisourceBergen y Cardinal Health. Juntas distribuyen la mayor parte de los medicamentos que se venden en el país, junto a Johnson & Johnson.

Ver más