Últimas 15minutos

EEUU pone más recursos para afrontar la variante delta, que ya supone el 25 %

Las personas que están totalmente vacunadas "tienen un alto grado de protección" contra esta nueva variante hipercontagiosa

Unas 1.000 comunidades en EEUU tienen tasas de vacunación del 30 % o menos, lo que convierte a sus poblaciones en "vulnerables" (EFE/Lenin Nolly/Archivo)

15 minutos. Estados Unidos enviará equipos especiales con personal sanitario a puntos críticos del país para afrontar la variante delta de la COVID-19, que ya es la causante del 25 % del total de los nuevos contagios por esta enfermedad.

El coordinador de respuesta a la COVID-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, anunció estos nuevos recursos en una rueda de prensa en la oficina presidencial.

Zients, junto a los principales expertos del equipo de respuesta a la pandemia de la Administración, advirtió de que esta mutación es "hipercontagiosa".

Los equipos trabajarán con comunidades "con un mayor riesgo o que ya están experimentando brotes debido a la propagación de la variante delta y su baja tasa de vacunación", señaló.

Asimismo, no precisó a qué estados se brindará asistencia.

Además, explicó que estos equipos "mejorarán el rastreo de contactos de los enfermos y brindarán tratamientos a los infectados", entre otras cuestiones, en las zonas afectadas.

No al uso de la mascarilla

A pesar del incremento del número de casos de la variante delta, los expertos de la Administración reiteraron que no es necesario el uso de mascarilla para personas totalmente vacunadas.

Así lo aseguraron el principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci, y la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), Rochelle Walensky, en la misma rueda de prensa.

Fauci explicó que las personas que están totalmente vacunadas "tienen un alto grado de protección" contra esta nueva variante.

"Por lo tanto, no es necesario que usen mascarilla, ya sea en interiores o exteriores", aseveró Fauci, coincidiendo con las directrices de los CDC.

Los Ángeles y el estado de Illinois sí la recomiendan

El aumento de los casos de la COVID-19 por la mutación delta preocupa en Estados Unidos, donde hay un debate sobre volver a utilizar o no la mascarilla después de que el condado de Los Ángeles, el Gobierno del estado de Illinois y la Organización Mundial de la Salud lo recomendaran en interiores incluso para personas con las pautas de vacunación completas.

La realidad es que tres de cada cinco californianos recibieron al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19.

Sin embargo, menos de la mitad de todos los residentes del estado están completamente inoculados.

Las autoridades del condado de Los Ángeles aconsejaron a principios de esta semana llevar mascarilla en interiores como bares o supermercados.

A esta recomendación se sumó en las últimas horas el gobernador de Illinois, R. B. Pritzker, que pidió a su población que utilice la mascarilla en interiores y cuando se encuentren en compañía de "grandes multitudes".

El Gobierno no se mete con las decisiones

Fauci y Walensky aseguraron que estas decisiones de ámbito local recaen en las autoridades locales y estatales y que dependen de la situación de cada lugar.

En sus declaraciones, ambos expertos dijeron que la mejor manera de hacer frente a la variante delta es continuar con las vacunaciones en EEUU.

"Los que no están vacunados tienen un riesgo mayor, tenemos que seguir impulsando las vacunaciones, que son gratis y convenientes", insistió Fauci.

En sus declaraciones, Walensky subrayó que existen unas 1.000 comunidades en EEUU que tienen tasas de vacunación del 30 % o menos, lo que convierte a sus poblaciones en "vulnerables".

Más de 180 millones de estadounidenses recibieron al menos una inyección, convirtiendo a Estados Unidos en el país con el mayor número de dosis administradas del mundo.

Ver más