Últimas 15minutos

Conmoción en Atlanta por muerte de Rayshard Brooks

La muerte del joven de 27 años por el disparo de un policía la noche del viernes, motivó protestas masivas que derivaron en al menos 36 arrestos.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, anunció que la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields, presentó su dimisión (Erik S. Lesser/EFE)

15 minutos. La muerte de otro joven negro, Rayshard Brooks, de 27 años, por disparos de un agente blanco causó una profunda conmoción en Atlanta (Georgia). Como consecuencia, este sábado dimitió la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields y hubo protestas masivas, que culminaron con al menos 36 detenidos.

Brooks, de 27 años, falleció tras ser tiroteado la noche del viernes en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy's en Atlanta. El joven se resistió a ser detenido y forcejeó con dos agentes blancos, informó en un comunicado el Buró de Investigación de Georgia (GBI, en inglés).

El incidente, captado parcialmente en un video que circuló rápidamente en las redes sociales, ocurrió en plena ola de protestas para denunciar la violencia policial contra las minorías.

Consecuencias

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, anunció la tarde del sábado que la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields, presentó su dimisión.

El cese se informó poco después de que activistas locales exigieran la renuncia de Shields y de que decenas de personas se manifestaran en la ciudad para denunciar lo sucedido.

"A la familia del señor Brooks, no hay palabras suficientemente fuertes como para expresar lo sinceramente que lamento su pérdida", dijo Bottoms. La alcaldesa, está entre las políticas demócratas que Joe Biden se plantea seleccionar como candidata a la Vicepresidencia para las elecciones de noviembre en EEUU.

La alcaldesa aseguró que lo ocurrido no fue "un uso justificado de la fuerza letal". Además, pidió "el despido inmediato del agente" que disparó a Brooks.

De hecho, uno de los agentes, Devin Brosnan, se encuentra bajo despido temporal administrativo. El otro, Garrett Rolfe, presunto autor de los disparos, fue despedido.

El incidente motivó protestas masivas que a última hora del sábado derivaron en el incendio por parte de algunos del restaurante Wendy's en cuyo aparcamiento se produjo el incidente. También se produjo el bloqueo temporal de una autopista, algo que resultó en al menos 36 arrestos.

La muerte de Rayshard Brooks

El suceso comenzó hacia las 22:33 del viernes (02:33 GMT del sábado), cuando la policía acudió al estacionamiento ante la "queja de que un hombre estaba dormido en un vehículo aparcado delante de la ventanilla" del restaurante, lo que dificultaba la recogida de alimentos a otros clientes, indicó el GBI.

Se informó que los agentes hicieron una prueba de alcoholemia a Brooks y, tras confirmar que estaba ebrio, intentaron detenerle. Sin embargo, el reporte afirma que el joven "se resistió y comenzó un forcejeo" entre los tres, apunta la nota.

"El agente de policía sacó una pistola de descarga eléctrica, y los testigos dicen que, durante el forcejeo, el hombre (Brooks) agarró esa pistola eléctrica y se hizo con ella", agrega.

Un primer video difundido en las redes sociales muestra el forcejeo con los agentes y cómo el hombre consigue zafarse de ellos y sale corriendo, perseguido por uno de los policías.

Disparo mortal

Un segundo video publicado este sábado por el GBI muestra cómo Brooks, tras huir de los agentes, alargó su brazo hacia atrás y apuntó aparentemente al agente con la pistola de descarga eléctrica.

"En ese momento el agente de Atlanta agarró su arma, la disparó e impactó en el señor Brooks, y éste cayó al suelo", explicó el director del GBI, Vic Reynolds.

Brooks fue "trasladado a un hospital local, donde murió tras la operación", indicó el GBI. Su director pidió al público que "no se apresure a la hora de llegar a conclusiones" sobre lo ocurrido.

Versión familiar

Un abogado de la familia de Rayshard Brooks, L. Chris Stewart, disputó la versión oficial en una rueda de prensa. Aseguró que los testigos con los que ha hablado no vieron a la policía hacer un test de alcoholemia a la víctima. Subrayó que una pistola eléctrica no es un arma letal.

"Su vida (del policía blanco) no estaba en riesgo inmediato cuando disparó ese tiro", recalcó Stewart.

El debate sobre el racismo está especialmente vivo en Georgia, donde el pasado febrero dos hombres blancos mataron a tiros a un joven afroamericano desarmado, Ahmaud Arbery, en un incidente grabado en vídeo y que generó conmoción por el retraso en detener a los implicados.

Ver más