Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Combatiente del Estado Islámico condenado a cadena perpetua en EEUU

Khalifa, que es de nacionalidad canadiense, ejerció como combatiente y ejecutó personalmente a dos soldados sirios en nombre del EI

Khalifa, también conocido como Abu Ridwan al Kanadi, desempeñó funciones dentro del Estado Islámico desde 2013 hasta 2019 (ALAA AL-MARJANI/SIRIA / Europa Press)

15 minutos. Un tribunal del estado estadounidense de Virginia condenó este viernes a cadena perpetua a Mohammed Khalifa, combatiente y narrador de vídeos del Estado Islámico (EI) que habría ejecutado a dos soldados sirios en 2019.

Así lo anunció el Departamento de Justicia de Estados Unidos en una misiva en la que detalla que Khalifa, también conocido como Abu Ridwan al Kanadi, desempeñó funciones dentro del Estado Islámico desde 2013 hasta 2019 y habría brindado apoyo material al grupo yihadista.

En concreto, Khalifa, que es de nacionalidad canadiense, ejerció como combatiente y ejecutó personalmente a dos soldados sirios en nombre del EI. A su vez, se habría desempeñado como traductor en la producción de propaganda y como narrador de habla inglesa en múltiples vídeos violentos del grupo yihadista.

“En la primavera de 2013, Khalifa viajó a Siria con la intención de convertirse en un combatiente extranjero y finalmente unirse a EI. A principios de 2014, resultó reclutado para unirse al departamento de medios de la organización terrorista debido, en parte, a sus habilidades lingüísticas como hablante fluido de inglés y árabe”, reza el comunicado compartido por el Departamento de Justicia.

“A partir de 2016, Khalifa dirigió varias redes de apoyo que ayudaron en la traducción, producción y difusión de propaganda publicada bajo varias marcas de medios de EI (…). Los vídeos del grupo yihadista incluyen escenas de Khalifa ejecutando a dos soldados sirios en dos vídeos diferentes”, continúa el escrito.

Cadena perpetua para combatiente destacado

Durante el tiempo en que Khalifa era un miembro destacado de EI, la organización terrorista llevaba a cabo “una brutal campaña de toma de rehenes y demanda de rescate que involucraba a periodistas y trabajadores de ayuda humanitaria que llegaban a Siria desde todo el mundo”.

En concreto, entre el 19 de agosto de 2014 y el 6 de febrero de 2015, EI mató a ocho ciudadanos estadounidenses, británicos y japoneses en Siria como parte del plan de rehenes.

En enero de 2019, el combatiente atacó una posición de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en Abu Badran, Siria. Khalifa, solo y armado con tres granadas y un AK-47, arrojó una granada al techo de una casa donde estaban parados varios soldados de las SDF.

Intentando escapar del lugar sin éxito, se entregó a las SDF y transferido a la custodia del FBI en 2021, quienes lo llevaron al estado de Virginia para su proceso judicial.

Más vistas