Últimas 15minutos

7 claves del debate entre Kamala Harris y Mike Pence

En un contexto marcado por el contagio de Trump y la inminencia de las elecciones, este interesante careo podría tener importantes repercusiones en la campaña presidencial

15 minutos. Debido a la cercanía de las elecciones y al contagio del presidente Donald Trump, el único debate entre el vicepresidente Mike Pence y la aspirante al cargo, la demócrata Kamala Harris, podría ser más determinante de lo pensado en un principio.

A continuación te presentamos 7 claves de este debate que tendrá lugar este miércoles 7 de octubre a las 9:00 pm hora del Este de EEUU en la Universidad de Utah, en Salt Lake City:

1. Circunstancias y contexto

En condiciones normales un debate entre un vicepresidente y una aspirante al cargo podría no tener mucha trascendencia. Sin embargo, dada la salud del presidente Donald Trump, y aunque le mandatario ya manifestó su intención de participar en un segundo encuentro con su oponente, este podría ser el último debate de la campaña presidencial.

2. Estrictas medidas de seguridad

Debido al positivo por COVID-19 del presidente Donald Trump, la Comisión de Debates Presidenciales (CPD) ha dispuesto medidas de seguridad mucho más estrictas con el propósito de evitar que el evento se convierta en un centro de contagio.

Entre estas normas hay dos que impactan de manera directa el debate y que lo harán mucho menos confrontacional. Esto es algo que podría favorecer a Mike Pence.

Por un lado, la distancia entre los participantes se ha extendido de 2 a 3,6 metros (12 pies). Además, se colocará una lámina de plexiglás entre ambos.

3. Nuevo formato

El primer debate entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden fue tan caótico que la CPD cambió el formato. Las nuevas reglas buscan un intercambio más ordenado y justo.

Esto debería beneficiar al vicepresidente Mike Pence, quien es menos dado a la improvisación y más inclinado a seguir un guión estructurado.

4. Cualidades y flaquezas

En cuanto a las ventajas que les otorgan las profesiones y experiencias de cada uno, ambos nominados están bastante parejos.

Por un lado, Kamala Harris (55) con su experiencia como abogada, fiscal, senadora y candidata presidencial 2020 tiene grandes dotes de oradora. Además, como se pudo apreciar en varias de sus interpelaciones a altos funcionarios de la Administración de Trump desde el Congreso, no se deja intimidar por nadie ni tiene miedo a las confrontaciones.

En tanto, pese a que tiene un estilo más parco y sobrio, las habilidades de oratoria y diálogo de Mike Pence también han sido puestas a prueba a lo largo de su carrera como locutor, representante y gobernador de Indiana.

5. Temas

A diferencia del debate anterior, todavía no se han revelado los temas de cada uno de los nueve segmentos con los que contará esta cita. Más allá del contagio del presidente, que seguramente será uno de los tópicos más importantes, es lógico pensar que los temas en discusión sean los mismos se tocaron Trump y Pence: pandemia, protestas raciales, economía, salud, impuestos, voto.

En este sentido, Kamala Harris, primera mujer de ascendencia africana y asiática en ser postulada a la vicepresidencia por un partido importante, podría tener la ventaja porque puede hablar en primera persona sobre lo difícil que es crecer e interactuar en una sociedad racista.

6. Moderadora de USA Today

En un contexto marcado por una lucha renovada de la igualdad de género, una de las mayores desventajas que tendrá el vicepresidente Mike Pence será que, además de la senadora Kamala Harris, también tendrá a otra mujer al frente haciendo las preguntas.

El debate será moderado por la experimentada periodista Susan Page, jefa de la oficina de Washington del diario USA Today.

A diferencia del moderador del primer debate entre Trump y Biden, que provenía de un medio conservador, Page labora en un medio más inclinado a los liberales, un perfil global que podría favorecer a Kamala Harris.

7. Borrar malos recuerdos

Una de las misiones que tendrá el vicepresidente Mike Pence en este debate será borrar de la memoria esa imagen, calificada por algunos críticos de misógina, que dejó el presidente Donald Trump luego de sus debates con Hillary Clinton en la campaña presidencial del 2016.

De hecho, Clinton envió un consejo a Harris unos días antes del debate para evitar que viva lo mismo que ella atravesó. "Deberías estar preparada para los desaires, los esfuerzos para subestimarte personalmente a ti, como mujer que estás a punto de ser nuestra próxima vicepresidenta".

Pero no es necesario que Kamala Harris realice ejercicios mentales de extrapolación para ponerse en lo pies de Hillary Clinton. Apenas fue nominada, el presidente Trump la calificó de "desagradable" e "irrespetuosa".

El debate podría ser una buena oportunidad para que Pence aleje la discusión de los ataques personales hacia Harris.

Una encuesta de Reuters/Ipsos reveló que la nominada demócrata es mejor vista por los republicanos que su compañero de fórmula, Joe Biden.

Ver más