Últimas 15minutos

Trump anuncia acciones legales en Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Georgia

El equipo legal del presidente introdujo una demanda en el Tribunal de Reclamos Federales de Michigan por una supuesta falta de acceso a los lugares de conteo

Ley de Wisconsin permite solicitar un recuento de votos si la diferencia es de menos del 1 % (Tannen Maury/EFE)

15 minutos. La campaña de reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que llevarán a cabo acciones legales en Pensilvania, Michigan y Wisconsin por supuestas irregularidades en el proceso de escrutinio.

"Están sucediendo cosas malas en Pensilvania. Los demócratas están planeando privar del derecho a voto y diluir los votos republicanos", señaló en un comunicado la campaña de Trump.

El presidente Trump y su jefe de campaña, Bill Stepien, declararon la victoria en Pensilvania y criticaron que la secretaria del estado, Kathy Boockvar, dijese que aún quedan "millones de votos por contar".

En relación a Wisconsin, el equipo de campaña de Trump anunció que pedirá un recuento contemplado en la ley.

"El presidente está dentro del margen para pedir un recuento y lo haremos inmediatamente", dijo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, en un comunicado.

Con el 98 % escrutado en Wisconsin, el candidato demócrata, Joe Biden, tiene una ventaja de apenas 20.533 votos sobre Trump, un margen de solo el 0,6 % que ha provocado que ningún medio estadounidense se atreva aún a declarar un ganador en el estado.

Menos del 1 %

La administradora de la Comisión de Elecciones de Wisconsin, Meagan Wolfe, dijo este miércoles a la prensa que todos menos uno de los municipios del estado han entregado ya recuentos provisionales de sus votos, y apenas falta por recibir el de un pueblo donde votaron menos de 400 habitantes.

Wolfe subrayó que los resultados oficiales en el estado no se certificarán hasta el 1 de diciembre, siguiendo la legislación estatal, por lo que los estadounidenses esperan son las proyecciones de los principales medios de comunicación.

Bajo la ley estatal, los candidatos pueden solicitar un recuento si el margen de ventaja del ganador es menos del 1 %, y la campaña de Trump está decidida a acogerse a esa posibilidad, tras subrayar que siempre esperó que el margen entre ambos candidatos fuera "ínfimo".

"Ha habido informes sobre irregularidades en varios condados de Wisconsin, que plantean serias dudas sobre la validez de los resultados", aseguró el jefe de campaña de Trump, sin dar detalles o aportar pruebas.

Sin acceso total

La campaña de reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, presentó este miércoles una demanda para exigir que se detenga el recuento en Michigan, por considerar que no se le ha dado el acceso suficiente a los lugares donde se hace el conteo de votos.

El anuncio lo hizo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, poco después de adelantar que su equipo pedirá además "inmediatamente" un recuento en el estado clave de Wisconsin.

"A la campaña del presidente Trump no se le ha otorgado un acceso significativo a numerosos lugares de recuento para observar la apertura de papeletas y el proceso de recuento, como garantiza la ley de Michigan", dijo Stepien en un comunicado.

"Hoy hemos presentado una demanda en la Corte de Reclamos de Michigan para detener el recuento hasta que se (nos) garantice un acceso significativo. También pedimos revisar aquellas papeletas abiertas y contadas mientras no teníamos" ese acceso, agregó.

Diferencia mínima

El estado clave de Michigan, que Trump ganó en 2016 por un estrecho margen, es uno de los cinco territorios clave donde los resultados están aún demasiado ajustados para anunciar un vencedor, lo que impide por ahora que se sepa quién ha ganado las elecciones presidenciales.

Con el 94 % escrutado en Michigan, el candidato demócrata, Joe Biden, tiene una ventaja de 37.000 votos sobre Trump, un margen de apenas el 0,7 %.

Las autoridades electorales del estado estaban este miércoles a la espera de completar el recuento de unos 100.000 votos en todo el estado, la mayoría de ellos votos por correo de ciudades como Detroit, Flint o Grand Rapids.

Papeletas ilegales

El equipo del presidente Trump también desafió el escrutinio en el estado clave de Georgia, al pedir que se localicen e invaliden posibles votos emitidos fuera de plazo.

"No permitiremos que funcionarios electorales demócratas le roben estas elecciones al presidente Trump con papeletas emitidas de forma tardía e ilegales", dijo en un comunicado el "número dos" de la campaña de reelección del presidente, Justin Clark.

La demanda, presentada ante el condado de Chatham, donde se encuentra la ciudad de Savannah y que es de tendencia demócrata, alega que "un observador republicano observó cómo se añadieron ilegalmente 53 papeletas emitidas tarde a un montón de papeletas emitidas a tiempo por correo" en ese condado, explicó Clark.

 Para ser válidas, las papeletas en Georgia debían llegar antes de las 19:00 horas locales de este martes, día de las elecciones, y la campaña de Trump aludió a ese presunto incidente en Savannah, del que no aportó pruebas, para alegar que posiblemente se estaban intentando contar votos recibidos más allá de esa hora.

El recurso presentado por la campaña pide "que todos los condados separen cualquier papeleta que hubiera llegado tarde respecto a aquellas emitidas legalmente, para asegurar unas elecciones libres y justas", resumió Clark.

El Partido Republicano planeaba presentar demandas similares en una docena de condados de Georgia.

Ver más