Últimas 15minutos

Assange vuelve a rehusar su extradición a EEUU

EEUU aspira a procesar al fundador de WikiLeaks por 17 delitos al amparo de su ley de espionaje y uno por la ley de fraude y abuso informático

Mientras Assange seguía el proceso, en la calle una colorida y ruidosa "troupe" se manifestaba para pedir su liberación (EFE/EPA/Andy Rain)

15 minutos. Julian Assange volvió a rechazar este lunes su extradición a Estados Unidos después de que lo detuvieran por segunda vez al amparo de una nueva petición de Washington, que le atribuye haber reclutado a "hackers" para publicar ilegalmente información clasificada en su portal WikiLeaks.

Vestido de traje, Assange asintió para confirmar su identidad y que rehúsa su extradición a suelo estadounidense, donde se enfrenta a 18 cargos de espionaje y conspiración para la intrusión informática, penados allí con hasta 175 años de cárcel.

En la primera vista, la jueza Vanessa Baraitser rechazó la petición de "excluir" del proceso los actos delictivos atribuidos al australiano por la Justicia estadounidense.

También denegó la demanda del abogado defensor, Mark Summer, de aplazar el juicio hasta enero para dar tiempo a evaluar las nuevas acusaciones.

El nuevo auto, que sustenta la última petición de extradición, mantiene los 18 cargos imputados en abril de 2019. Sin embargo, ahora amplía el de intrusión, que contempla tratos con el exsoldado estadounidense Chelsea Manning y otras personas con las que Assange habría conspirado.

Según el fiscal Joel Smith, el acusado colaboró con piratas informáticos e intentó reclutar a otros para obtener "las filtraciones más buscadas".

La defensa dudó de las intenciones de EEUU al señalar que a algunos de estos "hackers" los condenaron hace años en el Reino Unido y Estados Unidos y por tanto Washington pudo haber hecho sus acusaciones mucho antes, además de que algunas, en la legislación británica, habrían prescrito.

Testigo de la defensa

En la sesión declaró el historiador del periodismo Mark Feldstein, que señaló que las acusaciones contra el informático tienen "motivaciones políticas".

Feldstein dijo que Assange es un "editor" protegido por las cláusulas de la Constitución de EEUU sobre la libertad de prensa y expresión.

"Ha publicado información veraz e importante que ha expuesto actos ilegales y no éticos del Gobierno estadounidense", afirmó el académico por videoconferencia. Además incidió en que "nunca antes" una Administración ha imputado delitos de espionaje al responsable de una publicación por revelar información clasificada.

Estados Unidos aspira a procesar a Assange por 17 delitos al amparo de su ley de espionaje y uno por la ley de fraude y abuso informático, sobre todo por la difusión en 2010 y 2011 (aunque ahora amplía el periodo de 2007 a 2015) de registros militares y otros documentos confidenciales.

Las revelaciones en WikiLeaks expusieron crímenes de guerra en Irak y Afganistán, archivos sobre las detenciones extrajudiciales en la prisión de Guantánamo y cables diplomáticos que desvelaron abusos de derechos humanos en todo el mundo.

Mientras Assange seguía el proceso desde Old Bailey, en la calle una colorida y ruidosa "troupe" se manifestaba para pedir su liberación.

El colectivo recibió el apoyo presencial del padre del periodista, John Shipton, y de su pareja y madre de dos de sus hijos, Stella Moris.

Más Vistas

Ver más