Últimas 15minutos

Los Vigilantes juegan ante 38.238 aficionados partido inaugural en su campo

El equipo decidió que el techo retráctil del estadio permaneciera abierto todo el día como medida de ventilación

El gobernador del estado llamó a boicotear las Grandes Ligas (Wikipedia)

15 minutos. Los seguidores de los Vigilantes de Texas pudieron celebrar al máximo el partido inaugural de la nueva temporada.

Esto después de que fue permitida la entrada a 38.238 aficionados para que presenciasen el partido contra los Azulejos de Toronto, que perdieron por 2-6.

Aunque no se llenó el estadio, la asistencia significó el 96 por ciento del aforo completo, que es de 40.000 personas. Significó la mayor que se da en un evento deportivo en Estados Unidos desde que se desató la pandemia.

Ante la inmensidad de aficionados que acudieron al recinto fue imposible mantener el distanciamiento social.

De los cuales, 555.000 se han registrado en Estados Unidos y 48.867 en el estado de Texas.

Sin embargo, el equipo decidió que el techo retráctil del estadio permaneciera abierto todo el día como medida de ventilación.

Los aficionados también se arremolinaron en los puestos donde se vendían alimentos, bebidas y objetos de recuerdo.

Los Vigilantes son el único equipo que permite ingresar a los aficionados al 100% de la capacidad de su estadio.

Béisbol salpicado de política

La decisión es consecuencia de las medidas del gobierno estatal, que preside el gobernador republicano Greg Abbott, quien aseguró que las estadísticas de contagio van a la baja, y ha retirado la obligación de llevar puestas las mascarillas, además de abrir toda la actividad económica.

Sin embargo, Abbott, que tenía previsto hacer el primer lanzamiento del partido, anunció que no lo haría y a partir de ahora boicoteará todos los eventos de las Grandes Ligas después de que el comisionado Rob Manfred decidió la retirada del Juego de las Estrellas de la sede de Atlanta en respuesta a la nueva ley de votación aprobada en el estado de Georgia.

En una carta enviada a un alto ejecutivo de los Vigilantes, Abbott dijo que "había estado esperando hacer el primer lanzamiento hasta que las Grandes Ligas adoptó lo que resultó ser una narrativa falsa sobre las reformas de la ley electoral en Georgia".

"Es vergonzoso que el pasatiempo de Estados Unidos no solo esté siendo influenciado por políticas partidistas, sino que también perpetúe narrativas políticas falsas", destacó Abbott. Agregó que "no participará en un evento realizado por las Grandes Ligas, y el estado no buscará organizar el Juego de las Estrellas, o cualquier otro evento especial de las mayores".

Al principio el equipo había anunciado que estaban vendidas todas las entradas para el partido inaugural. Pero la asistencia oficial pudo ya reflejar el boicot de los aficionados a las Grandes Ligas.

Los aficionados de Texas ya habían podido acudir al estadio, con entradas limitadas, durante los playoffs de la temporada pasada.

Ver más