Últimas 15minutos

Serena Williams se suma a quienes reclaman investigar el paradero de la tenista china Peng Shuai

La tenista desapareció a principios de este mes luego de denunciar que fue abusada sexualmente por el ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli de 75 años

Peng Shuai llegó a ser número 1 en dobles al ganar torneos como Wimbledon y Roland Garros (Sky Sports)

15 minutos. La estrella estadounidense del tenis, Serena Williams, reclamó este jueves investigar la desaparición de la tenista china Peng Shuai.

Peng desapareció a principios de este mes luego de denunciar que fue abusada sexualmente por el ex viceprimer ministro chino, Zhang Gaoli, de 75 años.

La tenista, de 35 años, es una de las máximas estrellas chinas del deporte. Llegó a ser número 1 en dobles al ganar torneos como Wimbledon y Roland Garros.

"Estoy desolada y conmocionada al conocer la noticia de mi compañera Peng Shuai. Espero que esté a salvo y que la encuentren lo antes posible", escribió la ex número uno del tenis mundial en su cuenta de Twitter. "Esto debe ser investigado y no debemos permanecer en silencio", agregó.

El mensaje de Williams está acompañado de una foto de Peng junto a la etiqueta usada por quienes han abogado por su aparición. "#WhereIsPengShuai".

Williams concluyó su mensaje diciendo que envía "amor a ella y a su familia durante este momento increíblemente difícil".

De esta manera la tenista estadounidense se suma a las voces de otros importantes tenistas como Novak Djokovic y Naomi Osaka, quienes también han reclamado públicamente investigar la desaparición de Peng Shuai.

Estrategia del régimen chino

Este jueves los medios estatales chinos hicieron público un supuesto correo de Peng en el que niega que se encuentre desaparecida.

"He estado descansando en casa y todo está bien", afirma el supuesto correo de la tenista china que fue enviado a Steve Simon, director de la Asociación de Tenis Femenino (WTA).

Simon duda que el correo haya sido enviado por Peng y que ella esté de acuerdo con que se dice en él.

"La declaración publicada hoy por los medios de comunicación estatales chinos en relación con Peng Shuai no hace sino aumentar mi preocupación por su seguridad y su paradero", dijo Simon en un comunicado. "Me cuesta creer que Peng Shuai haya escrito realmente el correo electrónico que hemos recibido o que crea lo que se le atribuye".

"Me llevaste a casa y me forzaste"

El caso Peng se remonta al pasado 2 de noviembre, cuando la jugadora, de 35 años y número 189 del mundo, afirmó a través de su perfil de la red social Weibo que Zhang Gaoli, de 75 y vicepresidente entre 2012 y 2017, la violó.

"Me llevaste a tu casa y me forzaste", narra Peng en su post, que se volatilizó unos veinte minutos después de su publicación.

En la entrada, Peng explica que sí mantuvo una relación extramarital con Zhang. Según relata, la esposa del político lo sabía- pero que dejó de contactarla una vez comenzó a escalar puestos dentro del Partido Comunista de China (PCCh).

Hace tres años, Zhang, que ya se había jubilado, regresó a su vida y la invitó a su casa donde, denuncia la tenista, la violó: "¿Por qué tenías que volver y forzarme a tener sexo contigo? Ese día yo no consentí", asegura.

En su extenso relato, la tenista entremezcla sentimientos de culpa ("fui una chica mala, muy mala"), repulsa ("lloré toda la tarde de aquel día"), desesperación ("soy como un muerto andante que finge cada día"), rencor (afirma que, cuando eran amantes, él le aseguró que no podía divorciarse por su posición) y miedo ("sé que estoy cavándome mi propia tumba, pero voy a contar toda la verdad").

Zhang temía que ella le grabara durante los días en los que mantenían un 'affaire', según la tenista, aunque añade que le fue "imposible" recabar ninguna prueba contra él.

Movimiento Mee Too chino en una encrucijada

A raíz del movimiento #MeToo, que desencadenó escándalos como el caso Weinstein en Estados Unidos, algunas mujeres chinas comenzaron a denunciar presuntos acosos sexuales por parte de académicos, periodistas, empresarios, famosos e incluso líderes religiosos.

En 2018, un profesor universitario fue destituido tras ser acusado de este delito, tema todavía tabú en el gigante asiático.

Sin embargo, el movimiento recibió un varapalo en septiembre de este año cuando un tribunal falló en contra de una denunciante en un mediático caso de acoso contra un conocido presentador de la televisión estatal CCTV, alegando falta de pruebas.

Ver más