Últimas 15minutos

¿Salud o público? El debate de la Eurocopa y la Copa América

A falta de menos de ochenta días para la Eurocopa y la Copa América de 2021, los organizadores de las dos grandes competiciones de selecciones nacionales de fútbol insisten en que quieren que haya público en los partidos

Europa todavía es amenazada por la llamada cuarta ola de la pandemia (Antonio Lacerda/EFE)

15 minutos. “No se jugará con gradas vacías”. Las palabras son de Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, que ha repetido en varias ocasiones la necesidad de que el próximo 11 de junio, en el caso del inicio de la Eurocopa -dos días antes de que comience la Copa América-, el público, en mayor o menor medida, entre a los estadios.

La intención de las autoridades futbolísticas de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y del Gobierno de Argentina y Colombia, países organizadores, están en la misma sintonía, con la idea de que una Copa América sin público no tiene sentido.

El reto, en ambos casos, no es fácil cuando en Europa la denominada cuarta ola es una amenaza que no descartan los responsables sanitarios y en América el número de contagio no logra controlarse.

En esta situación, sobre la Eurocopa y Copa América sobrevuelan muchos interrogantes que, a día de hoy, nadie puede responder con certeza. ¿Se disputarán los torneos en la forma y estructura que está previsto?, ¿Qué número de aficionados podrán entrar en los estadios?…. La pandemia de la covid-19 no permite hacer previsiones con tanto adelanto, aunque estemos a menos de ochenta días del comienzo de los dos torneos más atractivos de selecciones nacionales.

En el caso de la Eurocopa el desafío es aún mayor. El torneo europeo está previsto que se dispute en doce ciudades (Copenhague, Ámsterdam, Bakú, Bilbao, Bucarest, Budapest, Dublín, Glasgow, San Petersburgo, Múnich, Roma y Londres), urbes de doce países donde la incidencia del virus varía de unas a otras.

Eurocopa en 11 sedes diferentes

Bajo este panorama y la diseminación de sedes, la UEFA ha exigido a cada ciudad organizadora presentar un plan que garantice la presencia de público en sus estadios que deberán entregar antes del 7 de abril y será examinado por el Comité Ejecutivo el 20 de abril, que determinará si las ciudades sedes cumplen con los requisitos exigidos. “Lo seguro es que no se jugará ante gradas vacías”, explicaba el pasado 17 de marzo el esloveno Ceferin a medios croatas.

“Todos los anfitriones deberán garantizar la presencia de aficionados”, añadía el mandatario de la UEFA, conocedor de las previsiones de la Comisión Europea de que el próximo verano, los Estados Miembros deberían haber vacunado al menos al 70% de la población activa.

“Si eso no resulta posible, entonces se jugará en diez u once países, si una o más ciudades no pueden cumplir los requisitos necesarios", añadió Ceferín.
La Eurocopa comenzará el 11 de junio en el Olímpico de Roma con el partido inaugural entre Turquía e Italia, mientras los cuartos de final serán en San Petersburgo, Múnich, Bakú y Roma, y las semifinales y la final se jugarán en el estadio londinense de Wembley.

Ante la incertidumbre de si todas las ciudades sedes cumplen con los requisitos exigidos por UEFA, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha “ofrecido” su país para acoger los partidos que no se puedan disputar en las sedes asignadas.

En Inglaterra, se espera que el levantamiento de todas las restricciones sea el 21 de junio, días antes de que Wembley acoja sus partidos, aunque las autoridades británicas confían en que la última jornada de la Premier, prevista para el 23 de mayo, cuente con público en los grandes estadios donde se puedan concentrar un máximo de 10.000 espectadores.

Copa América, en la misma tesitura

Si la incertidumbre impera sobre el inicio de la Eurocopa, no es menos inquietante la disputa de la Copa América 2021, que organizan conjuntamente Argentina y Colombia. La competición más antigua de selecciones comenzará el 13 de junio y terminará el 10 de julio, con algunas importantes novedades de última hora.

El pasado 15 de marzo se definió el calendario completo del torneo, con las bajas de Australia y Qatar, los dos países invitados que no acudirán por coincidir con competiciones de la zona asiática.

Al final, la Copa América "no cambia de formato y será disputado por las 10 selecciones nacionales de Sudamérica, en ciudades ubicadas en los extremos Norte y Sur de nuestro continente", indicó la Conmebol en un comunicado.

Cinco estadios de Argentina y cuatro de Colombia acogerán los 28 partidos previstos, cuya final se disputará en el Metropolitano de Barranquilla.

Optimismo vs cifras

La intención de los dirigentes de la Conmebol es que haya público en todos estos partidos. "Una Copa América sin público no tendría sentido", expresó el ministro del Deporte de Colombia, Ernesto Lucena, en una entrevista con Caracol Radio el pasado 2 de marzo, en la que desveló que las autoridades trabajan en un "protocolo para tener una aforo aproximado del 30%”.

En Colombia han fallecido más de 60.000 personas por covid-19 desde que comenzó la pandemia, mientras Argentina suma más de 54.000 muertos y el nivel de vacunación en segunda dosis en ambos países es muy escaso (0,11% de la población colombiana y 1,35% de los argentinos, datos al 22 de marzo).

Cifras que contrastan con las palabras de optimismo del presidente de la Conmebol, en entrevista a ESPN, el pasado 4 de febrero. “Los dos países tienen previsto llegar a vacunar al 50% de la población antes de junio”, a la vez que confiaba en “una alta probabilidad de que haya público” en la Copa América.

Ese es el gran objetivo, aunque a falta de menos de ochenta días para que comience a rodar el balón, no es seguro que los aficionados puedan asistir a los partidos de la Eurocopa ni de la Copa América.

Ver más